Una mujer fue arrastrada en el capó de un auto por su pareja

Una mujer fue arrastrada en el capó de un auto por su pareja

Vecinos de barrio Argüello Lourdes dicen que el hombre la condujo unos 800 metros con la mujer en el capó antes de doblar y hacerla caer en una curva. Anoche, el conductor no estaba detenido.

Terribles casos de violencia de género se suceden y siguen conmocionando a los cordobeses. Después del espanto que significó el crimen de Paola Acosta, se conoció ayer un hecho menos grave desde el punto de vista de las consecuencias, pero igual de preocupante: un hombre arrastró a su pareja casi ocho cuadras en el capó de su vehículo, en el que iba el hijo de ambos, de apenas 6 años. 

Se trata de una mujer de 49 años, identificada como Maria Antonia Gonzalez, quien sufrió traumatismos múltiples tras ser arrastrada en el capó de un Fiat Siena y caer en una calle de tierra, en barrio IPV Argüello Norte. 

La mujer sufrió traumatismos y está internada, fuera de peligro, en el Hospital de Urgencias. “Ha sufrido traumatismos múltiples pero por el momento no hemos encontrado nada de gravedad”, dijo el jefe de Guardia.

En la puerta del Hospital, una amiga de la mujer contó que, antes de arrastrarla, el hombre le propinó un fuerte golpe en la cara. “Las agresiones verbales de parte de él son frecuentes; agresiones físicas hubo dos”, contó la mujer, de nombre Leila. 

Empezó como una discusión

De acuerdo a los testimonios de los vecinos, la pareja habría sostenido una fuerte discusión frente a la escuela Marta Zanotti, donde estudian el hijo de la pareja. El hombre, identificado como Aníbal Vergara, subió al niño en el auto y arrancó. María González intentó impedir que se fueran, y se habría cruzado delante del vehículo.

No está claro si la mujer se arrojó sobre el capot del rodado para impedir que avanzara o sí el hombre la atropelló. Lo que sí es seguro es que él no frenó. 

En esa posición realizaron unas ocho cuadras hasta que el vehículo dobló en una esquina y la mujer salió despedida, quedando tendida a un costado de la calle, en la esquina de Manuel Calvino y Julio Bejanele, de Argüello Lourdes.

Sin detenerse a brindar asistencia, Vergara huyó del lugar a toda velocidad. “Cuando dio vuelta la curva ahí la tiró, y ella quedó tirada en el asfalto, muy golpeada. La auxilió el policía de la escuela”, contó a los medios Ramón, vecino de IPV Argüello, quien presenció todo. 

Buscan al conductor

Al cierre de esta edición, Aníbal Vergara aún no había sido detenido. Personal de la Unidad Judicial de Violencia Familiar había recabado datos en el Hospital, según indicaron fuentes del Gobierno. Sin embargo, la Policía no tenía anoche directivas para detener al agresor. Autoridades confirmaron a este diario que no hay denuncias de violencia familiar contra Vergara.

Coment� la nota