Mueven un área "molinista" fuera del Palacio Municipal

Se trata de la Secretaría Política, en donde el propio Molina atenderá un día a la semana. El Gobierno señala que necesita el local para instalar allí un área de rentas. Pero se suma a otros "recortes de poder". ¿Fisuras entre el intendente y el senador provincial?
"Fisuras entre el intendente Humberto Zúccaro y el Senador provincial José Molina", arriesgan algunos. "Movimientos que sólo tiene que ver con mejorar la atención al contribuyente y optimizar el trabajo de la comuna", retrucan otros.

Pero lo cierto es que a muchos ha tomado por sorpresa una serie de modificaciones que tenderían a "recortarle" poder al senador provincial José Molina, uno de los históricos del armado del proyecto Zúccaro Intendente.

La más visible ocurrió en las últimas horas, pero se suma a otras.

La Secretaría Política, área que el propio Molina inauguró en Pilar en diciembre de 2003, ya no funciona en el Palacio Municipal, sino a varias cuadras del centro neurálgico de la comuna.

Hace casi 6 años la Secretaría Política, ahora comandada por los molinistas Alberto Giessi y Reyna Baez, funcionaba en el primer piso del Palacio Municipal, pero una vez que Molina se fue a ocupar su banca de senador, el área bajó del primer piso a un par de oficinas que se construyeron en la parte trasera del predio en donde se erige el edificio comunal, con entrada sobre la calle Bolívar.

Allí funcionó hasta hace pocas horas, cuando por orden del intendente Humberto Zúccaro fue trasladada.

Según el Municipio la Secretaría Política fue creada "con el objetivo de brindar atención y soluciones rápidas a todos los ciudadanos pilarenses".

En ese sentido, funcionaba como último filtro de aquellos pedidos y reclamos que intentaban llegar al jefe comunal, pero que eran atendidos y muchas veces resueltos sin que sea necesaria la intervención de Zúccaro.

Pero a partir de esta semana, la Secretaría se encuentra funcionando en la calle Ituzaingó Nº 541, en el horario de 8.30 a 14.00, en donde hasta hace poco tiempo funcionaba la Dirección de Relaciones con la Comunidad, un área que estaba también hace poco en manos de otro "molinista", Rubén Romero, pero que ahora es administrada por Agustín Castillo, hijo del concejal y amigo íntimo de Zúccaro, Marcelo Castillo.

Pero el aparente "recorte" no habría quedado ahí. El futuro consejero escolar y también hombre cercano a Molina, Damián Espíndola (Presidente de la Juventud Peronista de Pilar), dejó de prestar funciones en la Secretaría Privada (de hecho tenía una oficina propia a metros de la del jefe comunal), y fue nuevamente colocado en la Dirección de Prensa, área en la que comenzó a trabajar en el municipio.

A algunos dentro del Palacio Municipal les llama poderosamente la atención la supuesta "desjerarquización" de algunos hombres de Molina que prestan funciones dentro de la estructura de Zúccaro. Esas mismas voces señalan que la relación se habría resentido —aunque no roto— luego de las elecciones del 28 de junio, cuando Molina no logró la reelección por culpa de un alto corte de boleta que favoreció al intendente, pero que dejó al derquino fuera de la legislatura.

Sin embargo, para otros los cambios impresos por el mandatario local apenas responden a "movimientos estratégicos que buscan mejorar la calidad y atención del Municipio". El tiempo dirá.

Comentá la nota