El 60% de las muertes infantiles en el Chaco son de recién nacidos, según una fundación nacional

SAENZ PEÑA (Agencia) - Del total de muertes infantiles en el Chaco, el 60% de ellas corresponden a chicos recién nacidos, según un informe dado a conocer por integrantes de una fundación nacional que, precisamente, llegaron a Sáenz Peña para acordar trabajos tendientes a la capacitación de enfermeros y profesionales de la medicina encuadrados en una tenaz lucha para reducir este drama.
El médico Edgardo Szyld, director ejecutivo de Fundasamin, indicó a NORTE que el 60 por ciento de la mortalidad infantil corresponde a recién nacidos, por lo que la intención del programa elaborado por la entidad que dirige, UNICEF y el ministerio de Salud de Nación, es promover la formación de los especialistas que se encargan de controlar a los pacientes neonatales. Manifestó que durante los meses de octubre y noviembre, se realizarán tres cursos con médicos y enfermeros de dilatada trayectoria en la atención neonatal y ofrecer así los conocimientos necesarios para brindar una atención calificada.

Por otra parte, la doctora Adriana Gorenstein, coordinadora del proyecto, sostuvo que para brindar una atención personalizada y de calidad, es necesario adquirir conocimientos especiales que redunden en una mejor prestación del servicio sanitario para niños recién nacidos.

Profesionales médicos de la Fundación para la Salud Materno Infantil -Fundasamin- visitaron el Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña con el objetivo de promover cursos de capacitación y especialización para enfermeros que se dediquen exclusivamente a la atención neonatal. La iniciativa es acompañada por UNICEF y el ministerio de Salud de la Nación, y la intención del programa es promover la capacitación en diversas provincias del norte argentino.

Capacitación del recurso humano

Los cursos se realizarán en el Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña durante los meses de octubre y noviembre, con la visita de destacados profesionales en la salud neonatal. Edgardo Szyld indicó que "para brindar una atención personalizada a cada niño es necesario aumentar el plantel de enfermería, pero a la vez, promover cursos de capacitación para lograr que la atención prestada sea eficiente".

El director ejecutivo de la fundación para la Salud Materno Infantil aseguró que la disminución de cuatro puntos en los índices de mortalidad infantil en el Chaco representa un avance claro en el desarrollo y la aplicación de políticas sanitarias, aunque insistió que debe seguir trabajándose para reducir los números de fallecimientos de recién nacidos.

Comentá la nota