Por muerte de Sandro, reclaman leyes duras contra tabaquismo

La muerte de Sandro, provocada en parte por su adicción al cigarrillo, reavivó la urgencia de nuevas medidas legislativas contra el tabaquismo y generó un fuerte reclamo para que Argentina ratifique un compromiso internacional asumido para luchar contra ese mal.
Especialistas destacaron la paradoja de que mientras el cantante era velado con honores en el Congreso, en ese cuerpo legislativo se encuentra pendiente de aprobación la ley que ratifica un convenio impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para combatir el tabaquismo.

"¿Es una paradoja?", se preguntó Alejandro Videla, neumonólogo del Hospital Universitario Austral ante el velatorio del cantante Roberto Sánchez en el Congreso Nacional. "Sandro fue víctima del consumo de tabaco y ahora son los legisladores quienes deben generar leyes efectivas para combatirlo", afirmó.

Unas 40.000 personas mueren cada año en Argentina a causa del tabaquismo, según datos del Ministerio de Salud, que ha redoblado las campañas para que los fumadores dejen ese hábito.

Un "atlas mundial del tabaco" señala que la Argentina es el país de Latinoamérica donde más cigarrillos se consumen por persona, por año, a raíz de lo cual los médicos reclaman que el mismo Congreso, donde se velaron los restos del "Gitano", sea el que apruebe el marco legal para reducir las consecuencias del tabaquismo.

Frenado en el Congreso

La Asociación Argentina de Tabacología reclama desde hace tiempo al Congreso que ratifique el Convenio Marco para el Control del Tabaco, una de las medidas recomendadas por la OMS para reducir el tabaquismo.

En 2003, 168 países firmaron este tratado, posteriormente ratificado por 154 estados en sus instancias legislativas. La Argentina es el único país latinoamericano que no lo hizo.

El proyecto de ley cuenta con el aval del Poder Ejecutivo y fue aprobado en Diputados, pero se encuentra trabado en el Senado.

Entre los puntos fundamentales que prevé el Convenio se encuentran la reconversión de los cultivos de tabaco, el aumento de los precios de los cigarrillos y la prohibición de todo tipo de publicidad.

"Mientras el Congreso siga sin ratificar este Convenio que salvaría la vida de muchos argentinos, es paradójico que Sandro sea velado en dicho recinto", expresó Videla.

Inquietud de fumadores

La muerte del cantante, en tanto, ha despertado en muchas personas la inquietud sobre la enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC) que lo llevó a necesitar un trasplante cardiopulmonar. Esta enfermedad es causada en la gran mayoría de los casos por el tabaquismo.

Datos de este hábito en el país son preocupantes: "En la Argentina una de cada tres personas fuma y a la gran mayoría le será difícil dejar", precisó Videla.

Citó un "atlas" del tabaco internacional realizado en base a datos del 2007 por dos sociedades estadounidenses (la American Cancer Society y la World Lung Foundation), que indica que los argentinos somos el pueblo latinoamericano que más cigarrillos fuma por año.

Según el reporte, cada argentino mayor de 15 años fuma 1.014 cigarrillos anuales, muy por encima del promedio de países como Brasil (580) o México (470). Paraguay y Chile ocupan el segundo y tercer puesto del ranking, con un consumo de 968 y 909 cigarrillos por cabeza, respectivamente.

"Si queremos que no haya más argentinos que atraviesen el calvario que atravesó Sandro, los legisladores deberían apoyar con más fuerza las leyes que disminuyen el tabaquismo y protegen a la salud de sus daños", concluyó el doctor Videla.

Comentá la nota