La muerte de un famoso animador de TV pone entre las cuerdas a Berlusconi

Los golpes y contragolpes se suceden prácticamente todos los días en Italia con Silvio Berlusconi como protagonista estelar. Ayer murió en Montecarlo Mike Bongiorno, el "papá" de la televisión italiana de entretenimiento. Tenía 85 años, había fundado prácticamente la RAI con su primer programa en 1954 y cuando Berlusconi hizo nacer canal 5 en los años '70, Mike se fue con él. Estuvieron juntos 30 años, hasta que Bongiorno dijo adiós. Según él porque lo echaron.
"Era un amigo, estoy conmovido. Nunca tuve problemas con él, hubo malos entendidos con los ejecutivos del grupo", dijo el primer ministro y magnate del negocio de las TV privadas, a las que agrega el control de las dos principales redes de la televisión pública, la RAI. Pero en Internet se puede ver un video en el que Mike Bongiorno, que falleció de un infarto, dice que su salida del grupo Berlusconi "fue un misterio". "Nadie me dio explicaciones y nunca pude hablar con Silvio porque no me respondió jamás al teléfono ni cuando lo llamé para Navidad", aseguró.

Italia llora con sinceridad a Mike Bongiorno, que forma parte de la historia de este país en el último medio siglo. Mike presentó once veces el famoso festival de San Remo. Era uno de los más famosos animadores europeos. Y con Berlusconi destilaba rencor.

El caso Mike Bongiorno pone contra las cuerdas a Berlusconi, que niega lo que en realidad ocurrió, porque la mayor parte del publico mira las televisiones "de aire" y todas, salvo la tercera red de la RAI, están bajo el férreo control del sistema berlusconiano.

Ayer, hablando en la Feria de Milán, Berlusconi negó que la libertad de expresión y de prensa estén en riesgo en Italia por este avance del poder político sobre los medios de difusión. "Yo no soy un dictador", dijo. "La libertad de prensa se ha convertido en la libertad de insultar, pero yo me he cansado de recibir los golpes".

Elogiándose sin medida otra vez, afirmó que "aquí hay un torero que no tiene miedo de nadie". Reiteró que casi el 70% de los italianos lo apoyan. "Soy bello y joven, un empresario que como tal no tiene necesidad de robar", dijo. Y los italianos le creen "porque saben que los catocomunistas (católicos comunistas) no lograrán llevar a cabo sus planes".

Berlusconi ha lanzado una vasta contraofensiva mediática tras cuatro meses de denuncias y escándalos por sus presuntas aventuras sexuales. Vittorio Feltri, director del diario "Il Giornale" de la familia Berlusconi quien denunció, el 28 de agosto, a Dino Boffo, ahora ex director del diario católico "Avvenire", de los obispos italianos y que también dirigía la red de radios católicas y la televisión satelital de la Conferencia Episcopal, muy crítica con Berlusconi.

El nuevo objetivo de "Il Giornale" es el líder de Diputados: Gianfranco Fini. Feltri lo llamó "compañero" y lo acusó de estar cada vez más cerca de la oposición de centroizquierda, aunque Fini pertenecía a la neofascista Alianza Nacional. ¿Quién será el próximo?

Comentá la nota