Mudarán todo un pueblo para evitar que vuelva a inundarse

Construirán un barrio cerca de la localidad Colón, la más afectada por la creciente ocurrida el jueves.
Que las casas queden cubiertas de lodo y agua cada vez que en el verano hay creciente no es una novedad. Al menos para las 15 familias que viven en la localidad de Colón, a 17 kilómetros de la Villa Calingasta. Y este año no fue la excepción. El atardecer de la Navidad los sorprendió una creciente que bajó desde el cordón montañoso El Tontal. El resultado fue que dos familias tuvieron que ser evacuadas porque sus casas están inhabitables y hay varias viviendas en mal estado. Esto llevó a que el intendente de Calingasta, Robert Garcés, anunciara que en el 2009 empezarán a construir un barrio con 24 viviendas para trasladar a todas las familias de Colón, que todos los años sufren esta inclemencia climática.

El barrio tendrá las características de los que está construyendo el IPV. Garcés ya hizo los contactos con el Gobierno de la provincia para que esté lo más rápido posible. No se trata de los módulos de emergencia que construyeron en el último año para los inundados de Sarmiento y 25 de Mayo. El barrio estará entre la localidad La Isla y Colón, camino a Barreal, pero del lado opuesto de la ruta, en "el alto" y no al costado del río Los Patos, donde están hoy las viviendas precarias. Será el primero de la zona. "Haremos más casas de las que se requieren porque sabemos que hay gente que, viviendo en otro sitio, necesita un techo digno", dijo Garcés.

Pero para solucionar la situación de las dos familias que tuvieron que ser evacuadas, el próximo lunes empezarán a construir una pieza de 6 por 4 metros y un baño, en la parte alta de la localidad de Colón. Esta será para que viva provisoriamente la familia Tapia, una de las damnificadas y cuyos integrantes están viviendo en casas de familiares. Además, desde la comuna mandaron a apuntalar la casa de los Cortez, que también tuvieron que ser evacuados y que ahora están viviendo en la casa del delegado municipal de Calingasta, Ismael Araya.

Comentá la nota