Muchos santiagueños temen hacer consultas sobre sus hemorroides.

Aunque poco se habla de ella, es una de las enfermedades más comunes entre la gente. Un nuevo tratamiento ayudaría a desterrar el temor a dolorosas cirugías que demora las consultas.
Las hemorroides afectan a uno de cada dos adultos mayores de cincuenta años. Se trata de una enfermedad que afecta a muchas más personas de las que se cree, ya que mucha gente no se anima a realizar las consultas, algunas veces por pudor, otras por temor a los tratamientos que deben atravesarse para solucionar el problema. Ante el escozor que produce este padecimiento, se ha buscado desarrollar nuevas técnicas, dolorosas y no invasivas que permitan recuperaciones menos complicadas.

Días pasados, fue presentado en nuestro país, en el marco de un congreso internacional de coloproctología, un nuevo procedimiento no quirúrgico y ambulatorio, que consiste en la fotocoagulación de las arterias hemorroidales mediante el uso de un láser de energía altamente concentrada.

"Esta técnica combina el empleo de un doppler para la localización de los vasos hemorroidarios y el láser para efectuar su fotocoagulación", dijo en declaraciones a la prensa el doctor Mario Salomón, jefe del Servicio de Coloproctología del Hospital Británico, que la semana pasada empleó esta nueva técnica, que se utiliza desde hace dos años en Europa.

Este nuevo método, llamado Help tiene como ventajas que es sencillo, ambulatorio, no requiere anestesia, dura unos 15 minutos de reloj y permite que el paciente continúe con su actividad normal de forma inmediata tras la intervención.

Avance

Esta nueva técnica significaría un avance para tratar esta enfermedad que afecta a muchísima gente, que hasta ahora debía atravesar, si decidía operarse, una intervención quirúrgica molesta, y un posoperatorio incómodo y doloroso.

Fuentes médicas locales consultadas aseguraron que un procedimiento como el de la fotocoagulación "puede ayudar a hacer perder un poco el temor a los pacientes", ya que "mucha gente no se anima a hacer la consulta médica, se posterga".

Explicaron, en este mismo sentido, que esa demora "no hace más que incrementar el riesgo de que su cuadro se pueda agravar".

Comentá la nota