"Muchos formoseños vieron sus sueños cumplidos pero hay que despertar a los que siguen dormidos"

Confesó que son tantas las obras que quedan por inaugurar que anhela que llegue el 29 de junio
En Riacho He He, hasta donde llegó para inaugurar nuevas obras de infraestructura educativa, el gobernador Gildo Insfrán dijo que en estos años el modelo provincial permitió que se hicieran realidad muchos de los sueños de los formoseños, aunque instó al conjunto a comprometerse a construir colectivamente el futuro ya que advierte que quedan todavía los que hasta perdieron los sueños y viven dormidos.

Un moderno complejo educativo habilito en el lugar, donde además de la Escuela 49 "San José de Calazans" se cuenta un núcleo educativo de adultos y un jardín de infantes. La gente del lugar vivió una jornada festiva en vísperas del cumpleaños numero cien de la localidad, justamente el día 24 venidero.

"Para colmo de males ni siquiera lo quieren reconocer porque si hubiesen estado soñando había la esperanza de recuperarlos. Pero ya ni sueñan, duermen y eso es malo por lo que es necesario tratar de despertarlos para que se suban también a esta transformación de Formosa porque este no es un modelo individual ni sectorial sino colectivo, en el que cada uno de los formoseños esté donde esté, tenga un espacio, una misión y una función que cumplir en libertad plena", expuso.

Confesó que son tantas las obras que quedan por inaugurar que anhela que llegue el 29 de junio para recomenzar con la grata tarea de ponerlas al servicio de la gente porque el cronograma de habilitaciones viene demorado y su intención es que cuanto antes lo que se ejecuta quede al servicio de la comunidad para contribuir a su evolución.

Insfrán comentó que a su paso por Naineck todos ponderaban la grata realidad de un riacho El Porteño con agua escurriendo los 365 días del año y que esos aportes permiten que se esté encarando la reactivación del riacho He He que con la utilización del ruego promoverá una verdadera revolución productiva en la zona.

Les hizo notar que esa recuperación de ambos cursos de agua para el consumo humano y la productividad es consecuencia de una obra planificada convenientemente como es la hidrovial de la ruta 28 que permitió generar un cuadrante limitado por esa via, las rutas 11, 86 y 81 – con vértices en Las Lomitas, posta Cambio Salazar, Formosa y Clorinda- que en sus 30.000 kilómetros cuadrados de superficie se ven beneficiados con el vital elemento.

En una suerte de amonestación colectiva ante una suerte de indiferencia que había percibido al momento de enfrentarse "con un sector movido por intereses inconfesables que atacaba su construcción" les enrostró: "Yo no escuche ninguna voz de esta zona que se levantase en la defensa de esa obra".

"Espero que hoy midan con la intensidad y la frecuencia que significa esa obra para todo este cuadrante gigantesco que recibe agua en el rio del Norte, El Porteño y el He He que no solamente demostró su beneficio en esta terrible sequía que ha sufrido el país y fundamentalmente nuestra región, no obstante lo cual Formosa no sufrió el efecto devastador de esa emergencia como ocurrió en otros lugares del país", expresó.

Sin embargo, Insfrán reconoce que "todavía tenemos que seguir peleando porque hay que seguir juntando el agua".

Aquí el gobernador calificó como imprescindible a la ejecución de la presa y embalse de la laguna La Salada.

Anticipó que ello implica una gran lucha porque los mismos sectores que pretendían paralizar la obra de la ruta 28 vienen trabajando desde hace rato para impedir que se lleva a cabo.

"Son las máquinas de impedir. Pero no tenemos que dejarnos vencer por ese tipo de políticas ya que esa obra se tiene que hacer con la voluntad, la participación y el convencimiento de cada uno de los formoseños", resaltó.

Se refirió luego a la experiencia vivida en la jornada en un predio de un productor de la zona donde se puso en marcha a modo experimental un equipo de riego.

Invitó a prestar atención en ese sistema ya que reconocer que viene a producir un salto, un proceso revolucionario y un cambio en serio en la producción, fundamentalmente porque tornará previsible la producción bananera y le permitirá ganar en calidad para lo cual se cuenta también con el sostén científico y tecnológico del IPAF del INTA en Naineck que es el único en su tipo en el país por sus características y el Instituto Universitario Formoseño que será un modelo para la región porque allí se habrán de formar hombres y mujeres "que van a hacer florecer el campo para contar con materia prima que nos llevará a pensar en la industrialización para darle mayor valor agregado que en definitiva significa crear empleos y trabajo para nuestra gente".

Aquí repitió uno de sus conceptos preferidos: "El trabajo dignifica y la educación hace hombres libres y por eso es que apostamos a este modelo".

Pasó a referirse luego a la regularización de la tenencia de la tierra que en el Este resultó inadecuada porque fue fruto de la ley de 1884 que permitió que los terratenientes de entonces y familias acomodadas de Buenos Aires se adueñaran de la mayoría de los espacios contiguos al río Paraguay.

Explico que esa es la razón por la que se desarrolló un programa responsable de ordenamiento territorial para que en la zona oeste del territorio los que menos tienen,.los pequeños productores, también accedan a un pedazo de tierra donde poder realizarse junto a su familia.

"Todo este engranaje de cosas es lo que nos permite avizorar un futuro diferente y si antes se decía que lo que se realizaba fuese aunque sea para nuestros hijos , ellos hoy ya tienen pero falta más porque así lo exige el proceso de evolución permanente que debemos protagonizar ya que nosotros somos solamente aves de paso en este mundo y debemos hacer lo que nos toca en responsabilidad en nuestro paso terrenal para ganarnos un espacio en la otra vida, en la vida celestial y eso es lo que tramos de hacer con nuestros aciertos y errores", explicó.

Comentá la nota