''Muchos de los diputados no tenían una información completa y acabada de lo que se estaba tratando''

El diputado provincial Jorge Cravero se refirió a la ley de reforma impositiva que el senado bonaerense aprobó el miércoles y expresó que la semana pasada, cuando se trató en la Cámara de Diputados, la oposición sólo podía ''no dar quórum'' para poder tener más tiempo de estudiar el tema.
Cravero expresó que la gente desconoce cuál será el aumento, e indicó que esto se debe a que el proyecto "fue un paquete" que tuvo un trámite raro, y el jueves 10 "entró este paquete a última hora". Según indicó, la nueva ley consta de 130 páginas aproximadamente y se tuvo sólo seis días para estudiarla. "Muchos de los diputados no tenían una información completa y acabada de lo que se estaba tratando", pero el oficialismo pretendía discutir el proyecto en la sesión.

"Todos nos dimos cuenta de que se trataba de un aumento importante", aseveró, y explicó que la oposición sólo podía ''no dar quórum'' para poder tener más tiempo de estudiar el tema, pero al contarse con el número necesario se aprobó en Diputados y pasó a Senadores, convirtiéndose luego en ley.

Cravero manifestó que el incremento que se dará en el impuesto inmobiliario rural será de alrededor del 187%, y además se estableció el impuesto portuario, mediante el cual se grava todo lo que se cargue o descargue en los puertos de la provincia de Buenos Aires con un importe cercano a $8 por tonelada para carga y $24 a $30 para la descarga. Si ese monto es multiplicado por los 55 millones de toneladas que el año pasado salieron por el puerto se obtiene una suma muy importante, y aseguró que con esto el gobierno pretende recaudar alrededor de 1.100 o 1.200 millones de pesos más en el año.

En cuanto al inmobiliario urbano expresó que el aumento se calcula entre 20 y 30% para las valuaciones que superen los $100.000, mientras que en patentes los automóviles que superen el valor de 40.000 tendrán un aumento cercano al 20 o 30%, y a esto se suma la creación de una tarifa nueva en la transferencia.

Cravero sostuvo que los gobernadores de Buenos Aires siempre terminan sometidos a la caja central de recaudación que tiene la Presidencia, algo que se agravó con este modelo. Ante esta situación Scioli tiene dos alternativas, dijo: enfrentarse con el gobierno nacional y correr el riesgo de terminar mal su gestión o someterse.

Al mismo tiempo manifestó que luego de las elecciones Kirchner profundizó el modelo, y aseguró que le generan dudas sobre el accionar de Monzo, ya que si bien votó en contra del impuestazo fue uno de los que dio quórum y permitió que se aprobara el proyecto de ley. A su vez sostuvo que el actual ministro servirá para profundizar y defender el modelo de Kirchner. Según el legislador, con todas estas medidas se está empobreciendo el interior de las provincias, y son el pequeño y el mediano productor quienes "terminan pagando".

Respecto a si el kirchnerismo tiene futuro en nuestro país indicó: "creo que no, espero que no, deseo que no", a pesar de que hay muchas dudas y hay una oposición muy fragmentada. Sin embargo manifestó que falta mucho para el 2011, y no considera que la gente apoye a Kirchner. Cravero concluyó que debido a la situación económica de la provincia dentro de la Cámara se habla de la posibilidad del "Patacón 3", pero expresó que el sometimiento del gobierno nacional hace que a último momento "llegue una ayuda financiera y se pueda pagar".

Comentá la nota