"Muchos apoyan a Urtubey, pero tienen como jefe político a Romero", dijo Morello.

El diputado de Libres del Sur, Carlos Morello, consideró que hay un poder que se resigna a irse, al aludir a las reacciones que provocó su exposición en la última sesión de la Cámara de Diputados.
"Muchos de los que hoy apoyan al gobernador Urtubey, al parecer tienen su jefe político en otro lado", le dijo a FM Ya, la radio del Nuevo Diario.

"Quiero ver quienes van a quedar junto a Urtubey si Wayar gana las elecciones nacionales. Saltarán el cerco de nuevo?", se preguntó Morello. "Quienes dicen que están en contra de Juan Carlos Romero, y apoyan a Yarade al parecer siguen teniendo un contacto muy fluido con el ex gobernador.

Cuando se entra en cuestiones políticas profundas, queda claro quien es su verdadero jefe político", remarcó el diputado de Libres del Sur, que dijo que esos legisladores se acercaron a Urtubey por conveniencia

Morello reconoció ayer que "los términos que utilicé en la primera frase fueron equivocados", pero ratificó su posición de que el ex gobernador Juan Carlos Romero fue "el responsable político de la muerte de los (cinco) piqueteros" que se sucedieron en el norte provincial cuando estaba al frente del gobierno provincial.

En medio de la discusión que generó la expropiación de los terrenos colindantes al Centro Cívico Municipal (CCM) en la última sesión de la Cámara de Diputados, Morello dijo que Romero tenía legitimidad para ser gobernador, pero no para "matar a piqueteros".

Fue en respuesta a la alocución del presidente del cuerpo, el justicialista Manuel Santiago Godoy, que había planteado que los gobernantes tenían legitimidad para decidir sus políticas, por haber sido elegidos por el pueblo.

Las palabras de Morello no cayeron bien en algunos de los legisladores justicialistas. Tanto José Luis Gambetta, como Eduardo Romero (sobrino del ex gobernador), le pidieron a su par de Libres del Sur que aclarara, ratificara o rectificara sus dichos.

Bajando el tono de la discusión, Morello aclaró en el recinto que consideraba que Romero había sido el "responsable político" del asesinato de los piqueteros, ya que tenía a su cargo la Secretaría de Seguridad y, por ende, a la Policía.

Más tranquilo, Morello reconoció en diálogo con Nuevo Diario que su primera intervención no fue la adecuada, porque "sería una acusación penal y entiendo que eso lo tiene que determinar la Justicia".

"El resto lo sigo sosteniendo", aseguró, y agregó que "Romero es el responsable político del asesinato de los piqueteros en Mosconi, de (el violento desalojo de familias en) San Expedito, de la Noche de las Tizas (como se conoce a la represión contra los docentes en 2005) y del despido de 5.000 excedentes".

Cuestión de privilegio

Eduardo Romero, por su parte, aseguró que no van a plantear una cuestión de privilegio, debido a que las acusaciones de Morello no fueron contra un miembro de la cámara. Sin embargo, anticipó que le remitirán las versiones taquigráficas al actual senador nacional, para que sea él quien determine las medidas que considere pertinentes.

"Si él sabe que Romero mató gente, que presente las pruebas", dijo Romero, y consideró la posibilidad de crear una comisión para analizar los dichos de Morello.

Por su parte, Gamebtta prefirió no opinar hasta ver las versiones taquigráficas. Sin embargo, dijo haber escuchado una ofensa hacia el ex gobernador: "no tiene antecedentes en la historia de la legislatura semejante exabrupto", expresó.

Comentá la nota