Los muchachos dialoguistas: después del 28-J, todos hablan con todos

Los muchachos dialoguistas: después del 28-J, todos hablan con todos
Schiaretti y Juez hicieron las paces. A Binner se le escurre Lole y el PJ. A la par de armar el Consejo, CFK seduce a los gobernadores y Randazzo, a la oposición. Fabiana Ríos hace lo suyo. PJ disidente: todos unidos contra Néstor.
Luego de la derrota en las elecciones legislativas del 28 de junio, el gobierno nacional decidió abrir una ronda de diálogo político con propios y ajenos en busca de consensos, antes de que las decisiones le sean arrebatadas por la oposición. La medida, que hasta el momento sólo fue rechazada por Elisa Carrió, generó ecos que reverberan también entre ministros y gobernadores.

La Presidente primero convocó al Acuerdo Cívico y Social (ACyS), algo que fue tomado de manera positiva por radicales y socialistas, aunque dentro de la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer debió asistir a costa de acusaciones de "alta traición" por parte de los seguidores más fieles a Carrió, que desechó la invitación de plano.

Este martes le tocó el turno a Mauricio Macri, quien tras la reunión fue intimado -a través de una carta pública- por el senador del FpV, Daniel Filmus a que en base al "clima de diálogo llevado adelante por la Presidenta", convoque a las fuerzas políticas a debatir. El jefe de Gobierno, ni lento ni perezoso, lo convocó para que este jueves a las 15.30 se reúnan en el Palacio de Bolivar 1 para analizar sólo "los temas relacionados con la ciudad".

En tanto, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández se reunirá a continuar el diálogo Nación-Ciudad junto a su par porteño Horacio Rodríguez Larreta. Según el jefe de ministros kirchnerista, la idea de la reunión será para "marcar la cancha de todo lo que hay que analizar y revisar". Las declaraciones llegaron luego de que los representantes de Unión PRO (De Narváez, Michetti y Solá) se reunieran con la Presidente en la Rosada.

Pero el furor dialoguista trasciende los límites de Buenos Aires y se instala también en varias provincias del interior: Santa Fe, Córdoba (que reunió a Schiaretti con Juez), Tierra del Fuego y Chaco son sólo algunas de los exponentes de la apuesta al diálogo, de hecho el gobernador de la última, Jorge Capitanich, fue el primero en inaugurar las rondas de diálogo con el gobierno nacional.

Desde Ushuaia, la gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos destacó como "muy positivas" las reuniones con los partidos de la oposición iniciadas en su provincia este martes y dijo que los distintos referentes le dieron "excelentes respuestas". La mandataria mantuvo encuentros con las autoridades partidarias del PJ -triunfador en las legislativas-, la UCR y el Movimiento Popular Fueguino y aseguró que "se acordó la construcción de una agenda con los temas prioritarios para Tierra del Fuego".

Por su parte, el gobernador santafesino, Hermes Binner, le planteará a Cristina propuestas para enfrentar la pobreza y alentar la agroindustria, al momento del primer encuentro entre ambos en el marco de la ronda de diálogo: "Santa Fe hoy en día es la única provincia de la Argentina que tiene un plan para la agroindustria, y creo que es un tema atendible y que tiene vigencia", afirmó Binner que agregó que "tiene pensado atender a lo que la jefa de Estado tenga para decir".

Binner también afirmó este miércoles que a su administración le "cuesta trabajo" encontrar un interlocutor del PJ en la provincia porque las autoridades partidarias "no concurren" a las convocatorias que realiza desde el gobierno provincial. Negó que no se haya invitado a la dirigencia justicialista a dialogar aunque aclaró que no aspira a dialogar con Reutemann porque "es senador, pero no es una autoridad partidaria".

Pero no sólo los mandatarios provinciales están más afectos al diálogo, también el flamante ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró en la reunión que mantuvo con la Unión Industrial Argentina (UIA) que busca "un diálogo amplio" que permita discutir la política económica del país. "Más allá de los legítimos planteos sectoriales, es necesario estructurar un diálogo amplio para discutir la política económica en su conjunto", aseveró Boudou.

Desde el Congreso, donde el kirchnerismo deberá ser más conciliador que nunca, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, aseguró que "el 28 de junio la sociedad nos pidió qye construyamos consensos" y agregó que se debe trabajar en estos meses que restan para la conformación del nuevo Congreso "con mucha paciencia y mucha tolerancia".

Comentá la nota