"Mucha gente habló, pero no se quedó para escuchar", lamenta Alabe

El primer encuentro del diálogo político convocado por el gobierno provincial generó análisis diversos y distintas polémicas, especialmente por el malestar que provocó el alejamiento de varios de los sectores participantes una vez que expusieron su pensamiento y abandonaron el lugar sin escuchar a los demás.
Esto fue lo que lamentó el titular del proyecto Ciudad Limpia, Carlos Alabe, quien concurrió al encuentro celebrado el último miércoles en Casa de Gobierno, en el marco del Consenso del Bicentenario.

"La convocatoria es muy positiva; pero cuando se habla de diálogo hay que hablar y escuchar. Saqué como conclusión que mucha gente habló, pero después no se quedó a escuchar; y eso no es diálogo. Por eso pondero que el gobernador se quedara sentado escuchando, tanto elogios como criticas", manifestó el dirigente social.

Expuso que esta circunstancia lo que hace es que se cuestione si el diálogo es o no sincero, por eso explicó que --a su entender-- era muy buena esta primera etapa en la que había que hacer la convocatoria, pero resaltó que ahora viene la parte más difícil, que es la del trabajo. "A estos encuentros los llamo la 50-20-4: ayer estuvimos gran cantidad y en ese marco entendemos que se va a poder salir adelante porque todos queremos lo mismo; pero el segundo encuentro vamos a tener que organizarnos e históricamente de los cincuenta iniciales quedamos veinte, y lo más duro es que en la tercera etapa en la que hay que trabajar normalmente quedan cuatro".

Más allá de esto, Alabe indicó que "todos tenemos como objetivo tratar que el Chaco y todos estemos mejor; pero hay barreras que se han formado y se deben pasar. Es un pecado ser peronista o radical, cuando en realidad queremos un Chaco distinto, de diálogo sincero, de acción. Debemos tratar el tema, consensuar e ir a la acción. Por eso creo que lo del miércoles fue un hermoso cabildo abierto; pero no vayamos a hacer catarsis o a realizar alabanzas".

También manifestó que "desde Padres en la Ruta participamos y vamos a llevar propuestas, y lo mismo a través de Ciudad Limpia, desde donde construimos ciudadanía, pero también necesitamos el acompañamiento".

Abrir la jugada

Entre los puntos por abordar se refirió a la pobreza, y consideró que ésta viene generando en los cinturones urbanos asentamientos y allí hay que intervenir para que todo se haga de manera ordenada. "Como arquitectos, pedimos al Instituto de Vivienda que nos convoque para que podamos hacer diseños, que abran la jugada para que todos participemos, porque por un buen tiempo vamos a tener que administrar arquitectura de la pobreza".

Las mezquindades

Alabe resaltó que muchas de las trabas con que se encuentran es a partir de mezquindades. "No es tan complicado como parece. En el caso de la seguridad vial hay medidas que se pueden tomar en conjunto; pero debe haber criterios comunes y para eso hay que empezar desde el principio. En cuanto al manejo, nadie va a una escuela para aprender y todos se creen corredores de fórmula 1."

También criticó a la dirigencia política, que a la hora de las inauguraciones hace un concurso de codazos para cortar las cintas; pero después nadie se hace cargo de las virtudes o errores de las obras. "En el caso de la autovía, quiero ver quién se hace responsable de errores de la rotonda, que cuenta con un gran problema de diseño, porque para cortar cintas sobra gente", por eso reclamó compromiso para hacer las cosas de la mejor manera posible.

Comentá la nota