"Mucha conferencia de prensa y cero efectividad en la lucha contra la delincuencia", dijo Gatti

"No puedo ser un testigo pasivo de la realidad y nunca lo seré" sentenció Fabián Gatti, legislador y máximo referente de REDES (Renovación y Desarrollo Social). "La inseguridad cobra terreno en nuestra ciudad y en la región. Pasan los años, se anuncian grandes programas rimbombantes, mediáticos y el mal crece".
"La ciudad está plagada de kioscos de venta de droga, me lo dicen los vecinos todos los días, y sin embargo la desorientación de las autoridades los lleva a pelearse con los comerciantes mientras los delincuentes se nos ríen en la cara" afirmó el legislador.

"El alcohol es un problema, pero no generemos otro para combatirlo. La ley seca fracasó en el principal país del mundo".

"Hace tiempo que venimos haciendo propuestas en el orden provincial y al intendente Weretilneck. Las autoridades provinciales siguen sosteniendo un jefe policial en el que nadie confía y en la ciudad todo se reduce a constantes conferencias de prensa. Los resultados están a la vista . La ineficiencia de unos y la soberbia de otros les está haciendo estallar el problema en sus escritorios."

"En Cipolletti se han malgastado los recursos que la ciudad destina a seguridad. Seguimos sin tener resultados", agregó.

Gatti anunció que solicitó una urgente reunión con el Consejo de Seguridad, la que le fue concedida para la semana que viene para recabar opiniones y compatibilizar alternativas de trabajo. Asimismo requirió audiencia con el Ministro Rodríguez para llevarle personalmente una serie de propuestas.

Los vecinos, estén en Los Consejos de Seguridad o no, van a dejar de colaborar con las autoridades si siguen viendo cómo y dónde se vende droga y las autoridades no reaccionan.

"El gobierno municipal debe tomar responsabilidades en materia de seguridad y en Cipolletti así se ha hecho, pero sólo se han dedicado a establecer una especie de estado policial que por ineficiente, carece de resultados efectivos. Se han concentrado durante años sólo en la cantidad de policías, y en nuestros barrios mientras tanto ha crecido la venta y el consumo de droga producto de la marginación y el abandono de un Estado ausente socialmente. Los vecinos seguimos sufriendo o lamentando en la vida cotidiana situaciones que ponen en riesgo la vida y la propiedad. No hay prevención y mucho menos políticas sociales para enfrentar este flagelo. Piensan como si viviéramos en una isla y no se dan cuenta que debemos enfrentar el problema local dentro del contexto regional, compartiendo recursos, diagnósticos, proyectos…" finalizó el legislador.

Comentá la nota