"Moyano tiene que hacer como Néstor y renunciar"

"Moyano tiene que hacer como Néstor y renunciar"
El dirigente gastronómico lidera la movida para desplazar al líder camionero de la CGT. Cómo queda el mapa de la disputa sindical.
Tras la derrota electoral de Néstor Kirchner, empezaron los movimientos internos dentro del PJ y de su "columna vertebral, la CGT. En ese sentido, se volvió a jugar el clásico entre el camionero Hugo Moyano, actual titular, y el gastronómico Luis Barrionuevo. Este último pidió este miércoles que su rival renuncie a la titularidad del movimiento obrero porque "él es parte del andamiaje político que fue llevando a la derrota al peronismo".

"Lo que pasó en el partido justicialista, en el que Néstor Kirchner se fue, y es lo que tenía que hacer porque hasta se sentía incómodo de estar ahí, Moyano tiene que hacer lo mismo: debe irse", afirmó Barrionuevo.

El sindicalista recordó por radio Mitre que Moyano "jugó a full a la CGT" en apoyo del oficialismo "cuando hizo el multitudinario acto en la avenida 9 de Julio" y también consideró responsable del fracaso electoral del kirchnerismo al gobernador bonaerense Daniel Scioli.

En tanto, el camionero salió rápido a responderle a Barrionuevo. "Él creó su propia CGT, no sé por qué se mete en una CGT de la que se fue", replicó.

Además, el titular de la CGT se pronunció a favor de la democratización del sistema interno del partido para elegir a sus autoridades, al tiempo que negó rotundamente haber responsabilizado a Néstor Kirchner de la derrota electoral.

El martes, el propio camionero ensayó una autocrítica para intentar despegarse de la derrota K. Así reconoció que el último domingo la ciudadanía "votó en contra de una forma de conducir" y "no a favor de muchos que se adjudican el triunfo", por lo que convocó a "asumir esa responsabilidad" a partir del resultado electoral.

Moyano se convirtió en el centro de los cuestionamientos de sus pares de la CGT por el fracaso electoral del oficialismo. Apenas 24horasdespués de los comicios ya comenzó un operativo que apuntará, de máxima, a desplazar al líder de los camioneros de la jefatura de la central obrera, y de mínima a recortarle poder y obligarlo a negociar su gestión.

Esta campaña está liderada por Barrionuevo, con el aval explícito de los "gordos" de la CGT y un guiño de los denominados "independientes", Andrés Rodríguez (estatales de UPCN) y Gerardo Martínez (albañiles de UOCRA). Los sectores complotados alegaron contar también con el respaldo del jefe de los peones rurales (UATRE), Gerónimo Venegas, el gran triunfador de las elecciones en el ámbito sindical por su alianza con Francisco de Narváez.

Otro dirigente ofuscado es Roberto Fernández, jefe de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), un sindicato que históricamente fue aliado de Moyano a través de su anterior líder, Juan Manuel Palacios.

Los fieles a Moyano prometieron resistir el operativo. "El proceso electoral no tiene nada que ver con el proceso orgánico de la CGT. No se puede trasladar mágicamente un resultado político al terreno sindical. Sin duda hay que analizar la cuestión política y la apuesta que se hizo, pero de ahí a responsabilizar de una derrota a la CGT, y trasladar eso a posibles desplazamientos y cambios no tiene nada que ver", le dijo a Crítica de la Argentina el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, uno de los principales consejeros de Moyano.

Comentá la nota