Moyano quiere aumento digno y discutir cesantías empresa por empresa.

Moyano quiere aumento digno y discutir cesantías empresa por empresa.
Un día después de haber rechazado la pretensión empresaria de congelar los sueldos para evitar una ola de despidos, el jefe de la CGT, Hugo Moyano, aseguró que los gremios pelearán en las próximas paritarias por conseguir “un aumento salarial digno” que garantice la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores.
Las palabras del camionero tuvieron como principal destinatario al sector empleador, pero también fueron una respuesta al jefe de Gabinete, Sergio Massa, que en nombre del Gobierno reclamó responsabilidad y serenidad a gremios y empresas en la discusión salarial.

El criterio defendido por Moyano fue eje de la estrategia que consensuaron un rato después los miembros de la mesa chica de la CGT de cara a la pulseada por los sueldos. “Vamos a generar una unidad de criterio en torno a las paritarias y dejar en claro que (para los gremios) no existe ni piso ni techo” para los aumentos, advirtió el secretario de prensa cegetista, Héctor Daer (Sanidad), al término de la reunión realizada en la sede del sindicato de peones rurales (Uatre).

Daer dijo a El Cronista que la intención de la CGT es “no reparar en el fantasma del desempleo” que alienta el sector empresario y garantizar la libertad de acción de cada sindicato para negociar las condiciones de recomposición que considere necesarias.

En esa línea, dirigentes que participaron del encuentro comentaron que los gremios buscarán contrarrestar la ofensiva empresaria por un congelamiento salarial tratando de separar la situación de crisis que atraviesan algunas empresas en particular del panorama que atraviesa el conjunto de la actividad. “Acá no se puede plantear que en tal actividad no puede haber aumentos porque una empresa de ese sector decidió despidos y suspensiones. Hay que concentrar la discusión por la estabilidad laboral en esa empresa y seguir negociando los salarios del conjunto de la actividad”, explicó un dirigente sobre la estrategia cegetista.

Otro referente de la central obrera abundó en esa línea: “La idea es cambiar, invertir la lógica de la crisis. Tenemos que demostrar que los efectos son mínimos y que sólo manteniendo el poder adquisitivo de los salarios vamos a garantizar el consumo y sostener el mercado interno”.

La dirigencia sindical avanzará en la discusión por los aumentos el martes, cuando se reúna por primera vez en el año el consejo directivo de la entidad. Allí, además, se analizarán los puntos más polémicos sobre el borrador del proyecto oficial para reformular el actual régimen de riesgos del trabajo.

Al respecto, Daer dijo ayer que la intención es propiciar una ley que fortalezca la protección de los trabajadores y contemple mecanismos eficientes de inspección y prevención de accidentes.

Comentá la nota