Moyano se quedó otra vez sin poder cobrar peaje en el puerto

Los camiones no pudieron ingresar ayer al puerto por una protesta empresaria. Ahora, intentarán cobrar la tasa sin hacer los controles sobre los camiones
El líder de los camioneros Hugo Moyano fracasó, una vez más, en su intento por cobrar un nuevo peaje a cada transporte que ingrese al puerto de Buenos Aires. A un mes de que las terminales buscaran, sin éxito, exigir el pago de u$s 14 más IVA por contenedor, volvieron ayer a la carga. Pero tampoco lograron convencer a los operadores. No sólo nadie los pagó sino que todos los ingresos al puerto estuvieron bloqueados.

Este nuevo costo tiene como objetivo la construcción del Centro de Transporte Multimodal (CTM), a cargo de las terminales y la Federación de Camioneros, que busca organizar el ingreso, estacionamiento, tránsito y egreso de los camiones. Esta obra, prevista desde hace dos años, se realizará en un terreno cedido por la Administración General de Puertos (AGP), a quien las partes le pagarán un canon. A partir de este acuerdo privado, se estableció que los transportes sólo podrán ingresar a las terminales si cuentan con un certificado de calidad –que tiene un valor de u$s 14 más IVA–, que verificará si el camión está en regla en materia laboral y previsional.

Las terminales intentaron cobrarlo a comienzos de abril y no lo lograron, y fijaron para ayer la nueva fecha. Pero ni los transportistas ni los importadores y exportadores están dispuestos a pagar ese costo. Los primeros, según afirmaron varias fuentes, porque quieren evitar ser fiscalizados, mientras que los segundos, porque consideran que no existe un marco legal por el cual deban pagar ese cargo.

El vicepresidente de la Cámara de Importadores (CIRA), Diego Pérez Santisteban, señaló a El Cronista que la entidad envió una "carta documento muy dura a la AGP", en la que le preguntaron "en virtud de qué normas tenían la autorización para realizar los controles establecidos". "Estamos de acuerdo con la necesidad de tener un área de actividad logística en el puerto, pero no tenemos porqué pagarlo. Para eso abonamos a la AGP u$s 3 por tonelada en concepto de tasa a las cargas cada vez que recibimos un container, para que desarrolle las obras fuera de las terminales que necesita el puerto", afirmó el directivo.

En tanto, el titular de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeac), Luis Morales, consideró que "el fin que se persigue de ordenar el tránsito es bueno", pero se mostró contrario a pagar el canon. "Eso lo tienen que pagar los importadores o exportadores porque les sirve a ellos. Nuestra posición –reflejada en cartas documento enviadas a las cámaras y las terminales– ha sido terminante en este tema", afirmó.

Bloqueos

Como la resistencia de los transportistas y empresarios a pagar los u$s 14 más IVA por contenedor impidió ayer movimientos de ingreso y egreso de camiones debido a los bloqueos realizados en todas las terminales, en el Instituto Verificador del Transporte (Ivetra) –empresa a cargo de fiscalizar y cobrar este nuevo peaje– está analizando exigir el pago pero sin realizar los controles exhaustivos previstos hasta ahora. Si ello ocurre, la pelota pasará hacia los empresarios, quienes se manifestarán en contra de la medida, pero se verán presionados a pagarlo si quieren transportar su mercadería.

En Ivetra sostienen que la construcción del centro descomprimirá las largas colas que muchas veces se producen en el ingreso a las terminales, y que les genera a las compañías sobrecostos importantes. Por cada hora de espera, el transporte debe pagar entre $ 50 y $ 60. "Lo que las empresas no ven es que con este sistema habrá un mayor costo por un lado, pero bajarán por otro, destacó una fuente de la entidad verificadora.

Comentá la nota