Moyano prepara su acto y mete presión para influir en las listas

En la CGT dicen que el jueves habrá "cien mil personas" en la 9 de julio.
Mientras termina con los preparativos para el acto que protagonizará el jueves en la 9 de Julio como único orador, Hugo Moyano afirmó ayer que espera una concurrencia "multitudinaria" de trabajadores "para defender la las conquistas logradas y decir que no estamos dispuestos a retroceder un sólo centímetro en lo que hemos logrado".

Mientras los sindicalistas más cercanos al camionero anticipan una concurrencia no menor a cien mil personas para el acto de conmemoración del Día del Trabajo, otros gremialistas son más cautos.

Los sectores "gordos" e "independientes" que integran la conducción de la central obrera siguen sin tener en claro cuál es el objetivo de la movilización a dos meses de las elecciones. Ayer, desde uno de los sindicatos más grandes, reiteraban que "no hay fervor. Vamos a acompañar desde lo institucional, pero no vamos a movilizar con todas nuestras fuerzas".

Un integrante del consejo directivo de la CGT contó que esperaba que Moyano les adelantara el contenido de su discurso antes del jueves. "A ver si así nos enteramos realmente qué pretende con este acto", se quejó ante Clarín.

Al participar ayer de la presentación de un libro de Héctor Recalde, Moyano confirmó que el abogado de la CGT irá por su reelección como diputado en la lista kirchnerista de la provincia. "Kirchner me dijo que lo de Recalde no está en discusión", contó. Y volvió a impulsar su deseo de que haya en las boletas del oficialismo más "representantes del movimiento obrero", incluso, "algún secretario general". El nombre que viene sonando como posibilidad es el del líder de la UOM, Antonio Caló, de buena relación con la Casa Rosada.

Como adelantó este diario hace algunas semanas, en la CGT hay quienes creen que las bancas legislativas no deben ser una preocupación. Y aseguran que el sindicalismo merece cuotas de poder político más importantes en consideración al apoyo que el sindicalismo ortodoxo ha brindado al Gobierno en los últimos años.

En ese sentido, el propio hijo del líder de la CGT y dirigente del sindicato de camioneros, Pablo Moyano, reclamó ayer "lugares de decisión, como un ministerio", para los sindicalistas. "Si estuvimos en defensa de un modelo económico, ha llegado el momento de ocupar esos cargos", dijo.

Moyano padre, sin embargo, relativizó el reclamo de su hijo y lo tildó de "intrascendente".

El "tiene el derecho de expresar lo que piensa y lo que siente, pero para la CGT no es la intención, por lo menos por ahora, de ocupar ningún ministerio".

Ayer se supo que el palco del acto del jueves por la tarde se ubicará en la 9 de julio y Belgrano y que la concurrencia se ubicará hacia la avenida San Juan. Las calles de la zona comenzarán a cerrarse desde las 6 de la mañana.

Comentá la nota