Moyano y otro punto en común con Kirchner: los taxis aéreos

El líder de la CGT usa para volar la misma firma que contratan el ex presidente y su mujer.
Quienes pasan al menos 24 horas con el camionero Hugo Moyano pueden dar fe de tres rasgos de su personalidad: es fanático de Independiente, defiende a Néstor Kirchner a ultranza y le tiene pánico a los aviones. Pese a esta fobia, el camionero tuvo que contratar este año en seis ocasiones taxis aéreos, por obligaciones relacionadas a su gremio. Y lo hizo con la empresa favorita de los Kirchner, Aires Argentinos.

El crecimiento de está compañía es pujante y, según relató a Clarín uno de sus presidentes, Sergio Zanzero, se debe a que ofertan "los mejores precios" y a su "seriedad como empresa".

Aires Argentinos salió a la luz, pese a su corta vida, por haber sido contratada una decena de veces por los Kirchner. Y ahora se conoció, a través de fuentes del mercado aéreo y la propia empresa, que de febrero a setiembre el gremio de Camioneros pagó por los servicios de taxi aéreo entre 50 y 60 mil dólares por los seis vuelos realizados.

Todos fueron en un Lear Jet 60 chapa LV-BFR que fue propiedad del dueño de Banco Macro, Jorge Brito, y que según esa empresa fue vendido el 10 de abril de 2008. Hoy, ese avión es alquilado por la empresa Excel Servicios Aéreos, aunque fuentes del mercado dicen que ese avión sigue siendo propiedad del banquero.

Moyano viajó el 10 de febrero a Córdoba, el 8 de abril a Mendoza, el 29 de mayo a Córdoba y luego a Junín, en el mes de agosto a Trelew y el 18 de septiembre a Córdoba. Todos esos vuelos van entre los 10 y los 12 mil dólares y son facturados al sindicato de Camioneros.

También hay un vuelo el 15 de julio a Posadas, facturado a Camioneros, que fue desmentido por la empresa. Según dijeron a Clarín, en ese avión se subieron colaboradores de Moyano.

En el mismo avión que frecuenta líder de la CGT, además de Néstor y Cristina Kirchner, voló el gobernador Daniel Scioli.

En todos los vuelos, Moyano es acompañado por una comitiva muy pequeña y los realiza sólo por una necesidad puntual. "Si fuera por él jamás se subiría a un avión", confirmaron cerca suyo.

Aires Argentinos es el nombre de fantasía de Cabiline, una empresa constituida en noviembre de 2008. Pese a su juventud y a la falta de experiencia de sus directivos en el rubro, la compañía a través de varios concursos de precios ganó decenas de vuelos para Presidencia. El sistema de contrataciones de taxis aéreos no está regulado para funcionarios públicos y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, sigue sin mostrar los documentos donde se brinden detalles de los vuelos de los Kirchner.

El mercado aéreo es muy competitivo y son muchas las fuentes las que aseguran que Aires Argentinos es una empresa creada directamente por Sergio Velázquez, piloto del Tango 01, conocido como "el Potro" y de extrema confianza de los Kirchner. En lo formal, la presidenta de la compañía es María Inés Quesada, socia del estudio de Alejandro Vecchi, el abogado de la familia Cabezas. En los meses que llevan en el mercado, la empresa adquirió a través del sistema de Leasing un Lear Jet 35 patente LV-BXU, que aún no está habilitado para vuelos comerciales.

"No tenemos ninguna relación con el Gobierno ni con ningún partido político, algunos se ensañan porque somos serios y tenemos buenos precios", se defendió Zanzero. En la web de la firma dicen sentir "orgullo" de que los Kirchner los elijan.

Clarín informó que Presidencia gasta unos 100 mil dólares por mes en taxis aéreos privados. Ese dato surgió de un registro de 15 meses que va de marzo de 2008 a junio de 2009, y en el que aparecen vuelos de hasta 90 mil dólares.

Comentá la nota