Moyano levantó el bloqueo a una planta.

El conflicto afectaba planes sociales.
LA PLATA.- El gremio de los camioneros levantó ayer el paro y el bloqueo en la empresa proveedora Alimentar, que desabasteció de leche durante dos días a más de 200.000 familias del conurbano bonaerense favorecidas con el Plan Vida, que otorga el Ministerio de Desarrollo Humano provincial.

La medida de fuerza se llevó a cabo para reclamar el pago de sueldos de diciembre y del aguinaldo de 500 trabajadores de las plantas de San Justo y Pilar de esa empresa.

El titular de la rama logística del Sindicato de Camioneros, Gustavo Celsa, aseguró a LA NACION que la medida de fuerza se levantó porque durante la última reunión con los responsables de la empresa se prometió al gremio que el martes estará depositado el total de lo adeudado. "Si no cumplen, se retomará la protesta y habrá una movilización a La Plata", dijo el dirigente del gremio que conduce Pablo Moyano, hijo del secretario general de la CGT.

El sindicalista explicó que la crisis empezó el jueves pasado cuando la empresa les dijo que ese día cada trabajador tendría depositado 500 pesos en su cuenta y que el restante 70 por ciento sería abonado el 19 de este mes, porque "el gobierno de la provincia de Buenos Aires no había girado el dinero".

Los empleados no aceptaron esa forma de pago e iniciaron el paro que afectó la distribución diaria de leche y de cereales para más de 200.000 familias en todo el territorio provincial.

Una fuente del ministerio, a cargo de Daniel Arroyo, indicó a LA NACION que "la entidad gubernamental ya regularizó el pago de todo lo adeudado".

Hasta ayer, según Celsa, el dinero todavía no está depositado en los cajeros.

Comentá la nota