Moyano hace equilibrio entre Cristina y los gremios que reclaman aumento salarial

El titular de la CGT tuvo que esforzarse para no fijar su posición sobre el aumento salarial del 25 por ciento que piden algunos sindicatos.

El titular de la CGT, Hugo Moyano evitó pronunciarse hoy por un aumento salarial base en el marco de las negociaciones paritarias que vienen manteniendo varios gremios y remarcó que cada sector, discute de "acuerdo a sus posibilidades".

De esta forma, Moyano salió airoso cuando fue consultado sobre el aumento salarial del 25 por ciento que reclaman los trabajadores de edificios de propiedad horizontal y agregó al respecto que "ellos, habrán hecho sus números".

Recordó que el sindicato de choferes de camiones que lidera "recién en junio" arrancará con su paritaria y aseguró que todavía no está definido el porcentaje de aumento salarial que su sector le reclamará a las patronales.

"No tenemos todavía un porcentaje para esa discusión", explicó el líder sindical. Dijo también que cada gobierno provincial deberá definir si el dinero que se recauda por la coparticipación de las retenciones a la soja se podría destinar para incrementar el salario de los empleados públicos.

"Lo tendría que determinar cada gobierno provincial. Es muy importante esa medida, hay provincias y municipios con necesidades" enfatizó.

Respecto de la conveniencia de pactar aumentos salariales con sumas fijas, Moyano opinó que "a veces la suma fija contempla más necesidades. La coyuntura no es sencilla y todo lo que se pueda mejorar (a nivel salarial), es importante".

En tanto que desde La Bancaria el gremio que encabeza Juan José Zanola se desmintió categóricamente un supuesto acuerdo salarial en base a una suma fija para los empleados de bancos.

En un comunicado, el gremio asegura que "eso no es cierto. Los empleados de bancos, sostienen que en el encuentro que mantuvieron la semana pasada Zanola y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quedó expresamente sentado que La Bancaria no acepta el planteo de una suma fija.

Distinto es el caso de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), desde donde voceros de esa actividad aseguraron que "se alienta el acuerdo de un aumento salarial por suma fija y la postergación para más adelante", de las discusiones paritarias.

Hace dos semanas en declaraciones a esta agencia, el vocero de prensa de la UOM, Abel Furlán, explicó que "no se trata de renegar de nuestro derecho de discutir salarios en paritarias", sino de "esperar para ver cual la verdadera profundidad de la crisis"

En tanto que los gremios enrolados en la CGT Azul y Blanca que lidera el gastronómico Luís Barrionuevo, ya anticiparon que reclamarán en paritarias, un piso de aumento salarial del 20 por ciento.

Comentá la nota