Moyano está confiando en lograr un salario mínimo de 1.500 pesos

Moyano está confiando en lograr un salario mínimo de 1.500 pesos
En la previa a la reunión del Consejo del Salario, el jefe de la CGT dijo que el resultado será "favorable". El Gobierno auspicia una suba de hasta $1.450. La CTA pedirá un básico de $ 2.065. El encuentro con empresarios comienza a las 17.
Hugo Moyano se manifestó confiado en lograr una suba en el salario mínimo que lo lleve a 1.500 pesos, de los 1.240 actuales. Para el titular de la CGT, la reunión de esta tarde del Consejo del Salario Mínimo arrojará un resultado "favorable" para los trabajadores que menos ganan.

"Hoy tenemos un tema muy importante, que es el tema del salario mínimo. Esperemos que sea favorable a la gente que necesita ganar un sueldo más digno", dijo el líder camionero.

El Gobierno intentará lograr un acuerdo entre empresarios y sindicalistas para subir un 17% el mínimo, a un piso de entre 1.400 y 1.450 pesos. También buscará consensuar una ampliación de la cobertura del seguro de desempleo para amparar a los trabajadores no registrados, confirmaron anoche fuentes oficiales.

Desde las 17, se reunirá el Plenario del Consejo en el ámbito del Ministerio de Trabajo. El debate contará con representantes de la CGT, la CTA y los principales nucleamientos patronales: la Unión Industrial (UIA); las cámaras de Comercio y Construcción; los bancos privados de capital nacional (Adeba); la Confederación de la Mediana Empresa (CAME); la Unión de Entidades de Servicios (UDES); y la Mesa de Enlace (Sociedad Rural, Federación Agraria, Confederaciones Rurales y Coninagro).

La Central de Trabajadores Argentinos que lidera Hugo Yasky llevará un reclamo de entre 1.800 a 2.065 pesos y agregará un blindaje social para frenar los despidos por 180 días.

La convocatoria al Consejo del Salario será la quinta consecutiva y se calcula que el piso de ingresos tendrá incidencia directa sobre 300 mil empleados que no cuentan con un convenio colectivo de trabajo.

CON LOS GORDOS, ¡TODO BIEN!. En diálogo con Radio Rivadavia, Moyano dio por superado el conflicto interno que se desató la semana pasada con los gremialistas denominados "gordos" y otros independientes, no alineados a su conducción de la CGT. Para Moyano, la central obrera va a "seguir funcionando con las diferencias naturales" que tienen sus dirigentes de la mesa ejecutiva.

"Estamos tranquilos. Muchas cosas se dicen a través de los medios, pero no pasa nada. Cuando (Oscar) Lescano salió a hablar, una semana antes me había comentado que él no estaba de acuerdo con lo que estaba pasando", reveló el todavía máximo cacique sindical.

Comentá la nota