Moyano dijo que cada gremio define si posterga las paritarias.

De esta forma, confirmó que la CGT dio luz verde para salidas individuales.
El secretario General de la CGT, Hugo Moyano, precisó ayer que no todos los gremios patearán las paritarias hasta mitad de año, aunque remarcó que desde la central obrera dieron luz verde que cada sindicato actúe de acuerdo a su coyuntura.

"Cada sindicato discutirá el salario que corresponde, en la fecha que sea y cómo sea necesario aplicarlo", dijo el camionero quien agregó que "no se ha postergado la discusión salarial, porque hay organizaciones que la están haciendo".

En declaraciones a Radio del Plata, Moyano criticó a Clarín porque dijo que "trata de tergiversar, de confundir".

"El consejo directivo de la CGT no puede decidir por lo que cada gremio individualmente tiene la responsabilidad de decidir", afirmó pese a la información que habían dado el jueves sus voceros.

Sus definiciones se produjeron luego de que anteayer se reunió por más de cuatro horas el Consejo Directivo de la CGT, que definió dar vía libre a los gremios para que negocien sumas fijas no remunerativas o porcentajes mínimos de aumentos hasta acordar una suba definitiva.

Así moderan sus expectativas que a comienzos de año rondaban un 20% de incremento como referencia para todos.

"Es necesario que sostengamos el poder de compra de los trabajadores. Puede ser a través de una suma fija o porcentaje, no importa cual sea el mecanismo. La CGT se mantiene firme en ir a buscar el mejor salario posible", aseguró el secretario de Prensa de la entidad, Héctor Daer.

De eso modo, el dirigente de la Sanidad admitió que varios gremios pueden postergar las paritarias para después de mitad de año, de acuerdo a cada caso particular.

Uno de los hombres de mayor llegada a Moyano comentó que, aún sin eventuales despidos masivos, en el encuentro del Consejo Directivo "quedó claro que serán muy complicadas las paritarias".

"Del lado empresario no hay un horizonte previsible para saber que ocurrirá y del lado de los trabajadores tampoco podemos fijar en este contexto una cifra", graficó.

Es en ese contexto hay gremios que podrían sumarse al esquema que plantearon sindicatos vinculados con el transporte, la energía y el sector textil que comenzaron a negociar el pago de una suma fija a cambio de postergar la discusión salarial tal como informó este diario.

En la reunión del jueves, Smata, la UTA, La Fraternidad y Luz y Fuerza salieron a dar detalles de cómo se están dando sus discusiones.

El sindicato de Oscar Lescano pateará hasta la segunda mitad de año las paritarias y le reclamará a las privatizadas una suma fija en torno a los $300.

Por su lado, SMATA está negociando con las terminales automotrices un pago mensual de $ 200 hasta el mes de abril.

En este esquema también podrían ingresar los camioneros de Hugo Moyano.

También expusieron escenarios complicados el gremio de la Construcción y la UOM.

"El precio del aluminio se desplomó. Solamente Aluar exporta el 90% de su producción", le dijo a Clarín el segundo de Moyano y hombre del gremio metalúrgico, Juan Belén.

Comentá la nota