Moyano dijo ahora que con las obras sociales "hay cosas que no corresponden"

Las defendió, pero reconoció que existen "dificultades" en su funcionamiento.
En línea con el discurso que brindó anteayer en el multitudinario acto que encabezó junto a los Kirchner y casi todo el gabinete nacional, el secretario General de la CGT, Hugo Moyano, defendió ayer a las obras sociales sindicales aunque admitió que existen "dificultades" en su funcionamiento.

El camionero dijo que "el servicio que prestan" las obras sociales "es sumamente importante para el conjunto de la sociedad, ya que le da servicio a casi 17 millones de personas". Pero, de todas formas, admitió por primera vez públicamente, que "hay dificultades, inconvenientes, hay que corregir cosas, habrá cosas que no corresponden" con relación a su funcionamiento añadió: "No se puede, por algunos hechos aislados de las obras sociales, condenar a todas".

Las declaraciones de Moyano se inscriben en un contexto donde los gremios están en la mira de la justicia.

Por un lado, el juez Norberto Oyarbide investiga la adulteración de medicamentos y la comercialización irregular con un grupo de droguerías, mientras que Claudio Bonadío investiga presuntos manejos irregulares con los fondos que reparte el Estado desde la Administración de Programas Especiales (APE).

Por la causa de Oyarbide está detenido un legendario gremialista: el titular del gremio de La Bancaria, Juan José Zanola.

Aunque no hubo una defensa pública, Moyano trató de actuar como un paraguas de Zanola ante el Gobierno porque golpeaba a un histórico dirigente sindical.

"Nadie más que los trabajadores podemos defender las obras sociales. Hemos pasado momentos de crisis, como la del 2001, pero si no hubiéramos tenido las obras sociales no sé que hubiéramos hecho", dijo ayer el camionero en un reportaje radial.

En el acto que había realizado en Vélez por el Día del Camionero y que reunió a más de 40 mil personas, el líder de la CGT había dicho: "Algunos entienden poco de las obras sociales y las atacan. Son opinólogos que no saben lo que vivieron y viven las obras sociales". De todos modos, había reconocido "errores".

Por su parte, el titular de la UOM, Antonio Caló, lamentó ayer que "los medios se ocupen solamente del problema que tiene el compañero Zanola, quien para mi sigue siendo inocente hasta que la justicia demuestre lo contrario".

"Atacan a las obras sociales como si fuéramos todos delincuentes y no dicen que damos salud a 17 millones de personas, que nos hacemos cargo de los discapacitados, de los trasplantes y de las enfermedades de alta complejidad", agregó en línea con las declaraciones de Moyano.

Los gremialistas, con estas declaraciones, también le envían un mensaje al kirchnerismo. Es que el Gobierno mantiene congeladas en una cuenta en el Banco Nación más de 3 mil millones de pesos que forman parte del Fondo de Redistribución Solidaria (FSR) y que corresponde a las obras sociales.

Comentá la nota