Moyano no descarta pedir la doble indemnización para frenar despidos

Moyano no descarta pedir la doble indemnización para frenar despidos
El líder de la CGT dijo que los gremios analizarán la posibilidad según la evolución de la crisis. Esperarán hasta marzo cuando la actividad industrial vuelva a pleno. Reiteró que no habrá piso ni porcentaje de alza de salarios.
El jefe de la CGT, Hugo Moyano, volvió a agitar el fantasma de la doble indemnización. Lo hizo en respuesta al argumento de los empresarios sobre la imposibilidad de acordar aumentos salariales en el actual contexto de crisis internacional. El líder camionero adelantó que los sindicatos analizarán “de acuerdo con la evolución de la crisis, si es necesario reiterar el pedido o no” para que se reinstale la penalización por los despidos sin causa justa.

“Vamos a esperar hasta marzo”, concedió en declaraciones radiales. Moyano eligió la doble indemnización como elemento disuasivo frente a las advertencias de los representantes patronales por los efectos en la economía local de la crisis externa. Como argumento adicional en la CGT cuentan con un proyecto de ley elaborado por el diputado Héctor Recalde, asesor de la central obrera, orientado a encarecer el costo de los despidos.

En rigor, empleadores y sindicalistas se enfrascaron en una guerra verbal previa al inicio de la nueva ronda de paritarias. Unos y otros expresan posiciones de máxima que en la intimidad no creen viables.

Moyano sabe que el Gobierno no impulsará la doble indemnización a no ser que la crisis se transforme en una debacle en la economía doméstica. Y los patrones son conscientes de que deberán afrontar de todas maneras la ronda de negociaciones.

En ambos sectores, además, prima el desconcierto acerca de los pasos que seguirá el Ejecutivo. Por lo bajo reconocen que los planes anunciados hasta ahora por la presidenta Cristina Fernández atienden apenas situaciones puntuales, pero no apuntan a una solución de fondo para despejar temores.

“El Gobierno tiene tantas grietas que no sabe cuál atender primero. Se necesita al menos un compromiso serio entre el Estado, los empresarios y la CGT para avanzar en algún pacto social y dar certidumbre”, se sinceró un dirigente de la cúpula de la central obrera.

En el entorno de Moyano saben que la doble indemnización es una posibilidad lejana, pero que forma parte del cruce de declaraciones: “Unos y otros están marcando la cancha”, reconoció un sindicalista que suele aconsejar al camionero.

Acerca de la puja salarial el líder de la CGT se manifestó más concesivo. Reconoció que la central obrera no fijará pisos ni porcentajes en la próxima negociación, como sí ocurrió en los últimos años, y que “hay actividades que evidentemente han perdido producción”. “Me imagino que las organizaciones gremiales de esos sectores no van a tener la posibilidad de tener los salarios que tuvieron en otros momentos”, agregó.

Como publicó ayer Crítica de la Argentina, Moyano dijo que el porcentaje de aumento salarial “será variable” y que cada sindicato lo fijará “de acuerdo con la evolución de la actividad” respectiva. Los pedidos de aumento en función “no solamente de la inflación de las amas de casa, de los supermercados, sino también el salario de cada organización, y la forma en que ha evolucionado la actividad que representa”. La CGT postergó para la semana próxima una reunión de su consejo directivo en la que se prevé que avanzarán en planteos al Gobierno por los despidos y las suspensiones, así como los criterios para la ronda de paritarias.

Sobre la atención médica de las obras sociales a monotributistas, Moyano consideró que “se les hace muy difícil”, a pesar del incremento en el pago del impuesto dispuesto por el Gobierno la semana pasada.

Aumento del 5% a los judiciales

En la primera decisión que se conoce tras la feria judicial, la Corte Suprema otorgó hoy un aumento en los sueldos del 5% para magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación.

El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, ya solicitó la modificación de las partidas presupuestarias al Poder Ejecutivo para hacer efectivo el incremento, que será retroactivo al 1 de enero de 2009.

Se trata del primer aumento del año y se suma a las subas dispuestas en 2008, cuando se fijaron dos aumentos del 10% cada uno, uno desde enero y el otro desde mayo, y otro más del 5%, que comenzó a regir en agosto.

Comentá la nota