Moyano descalificó a los líderes de la oposición

Dijo que el oficialismo les ganará fácilmente.
Completamente alineado con la cúpula del gobierno kirchnerista, con la que anoche viajaba rumbo a España, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, decidió apropiarse de la pelea electoral y cuestionó a tres de los principales adversarios del Gobierno: Elisa Carrió, Mauricio Macri y Felipe Solá.

Relativizó tanto la penetración en la sociedad de los principales dirigentes opositores que incluso consideró que las elecciones de octubre resultarán sencillas para el kirchnerismo. "Sinceramente, con los candidatos que hay y que han surgido, no creo que haya ningún inconveniente" para que el oficialismo triunfe.

Según Moyano, los líderes de la oposición "son puro bla-bla-bla y chamuyo". Después de esa opinión, empezó a hablar individualmente sobre los dirigentes no kirchneristas.

Moyano pretendió descalificar primero a la jefa de la Coalición Cívica, a quien definió como "una señora excedida de peso que pronostica desastres y la invasión de extraterrestres".

"¿Usted se la imagina conduciendo el país y hablando en el Gobierno?", preguntó irónicamente al periodista que lo entrevistaba. "Si lo único que hace es denuncias que después jamás se concretan", agregó.

Luego, se refirió al jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri. En declaraciones a Radio Mitre, le recomendó que "empiece a gobernar acá en la Capital".

Curiosamente, a pesar de las críticas, Moyano y Macri mantienen -mediante sus interlocutores- un buen diálogo en busca de un acuerdo para los contratos de recolección de la basura en la Capital. Las concesiones están vencidas, pero serán prorrogadas por un año y, después, serán nuevamente concesionadas por un plazo de diez años, según hizo saber el gobierno porteño.

Finalmente, sobre el ex gobernador bonaerense y actual diputado nacional Felipe Solá, el líder de la central obrera más cercana al Gobierno opinó que se trata de "un candidato legislativo". Pretendió así restarle capacidad de liderazgo político.

Comentá la nota