Moyano avanza hacia la fuerza política propia

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

El marplatense Hugo Moyano se ríe con ganas cuando le preguntan, casi con respuesta incluida, de acuerdo a la desbordada voracidad de los movileros televisivos, sobre su próxima candidatura a gobernador y responde que "eso es un invento del Negro Oro".

Es así y el tema nació del intercambio de chascarrillos en diálogo radial con el periodista. Pero éste no hizo otra cosa que manifestar su curiosidad ante la evidencia de los movimientos políticos del líder cegetista que los había ratificado con la creación, precisamente en nuestra ciudad, de la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista, brazo político superador de las gomas enmohecidas del viejo e inactivo sello de los "62". De paso la convocatoria fue una clara demostración de poderío ante opositores internos como Luis Barrionuevo y "Los Gordos" de la CGT. En la declaración final ante dirigentes de un centenar de gremios no sólo dejó explícito el respaldo del sector al actual proceso encabezado por Cristina Fernández de Kirchner sino que abogó por medidas de profundización de los cambios. Para los que hoy pretendan asustar mostrando algunas nuevas compañías como la de Luis D Elía, dejó escrito que "asumimos el compromiso de militar para construir poder popular juntamente con los movimientos sociales y demás fuerzas políticas para que el futuro nos encuentre en la consolidación de un frente programático alternativo a los contubernios electorales".

Y ha seguido dando pasos, como el reciente segundo congreso nacional de la CNSP realizado en Córdoba y en la construcción de alianzas para consolidar su propio espacio y el poder del gobierno y ninguno para erosionarlo con el lanzamiento de candidaturas tempraneras que desvíen la fuerza que requiere el crecimiento político.

Ahora en Mar del Plata

El mismo objetivo de fortalecer y expandir el brazo político partidario del peronismo junto al gobierno tiene el Movimiento de Trabajadores Marplatenses que explicitó su lanzamiento el viernes, en conferencia de prensa, en su flamante sede de Dorrego al 1583. Como para que no queden dudas acerca de "cómo viene la mano", la secretaría de Acción Política la encabeza Martín Paci y la de Acción Gremial Héctor Martínez, de mecánicos y de camioneros, respectivamente. En Acción Social está Daniel Acha de Siconara. En otros cargos se escalonan el bancario Martín Aiello - "pata peronista" de Pulti-, Arbelache, Rodríguez (SAT), Cepeda, Paredes, M. E. Bustos, etc.

Su aparición tiene varias lecturas: obviamente la primera, por más evidente, está vinculada con la necesidad de brindarle pista de aterrizaje a Moyano en su propio terruño. Pero tal vez la más importante haya sido plantarse ante la necesidad de identificarse con claridad frente a las gestiones por la renovación conductiva de la CGT. En ese ámbito pretendía llevar la voz cantante un sector que se decía "prescindente de la política", pero en verdad sus cabezas viajaban a cada momento a rendir cuenta de sus movimientos al "Momo" Venegas, Solá y si cabía, a Duhalde, tal el caso de Coronel, Vaquero, Domínguez, Pepe San Martín, etc. Pero este último, quizás más para confundir o reflejar su versatilidad, porque ahora aparece en el PRO junto al senador Jorge D'Onofrio que enfrenta al "Tati" Meckievi.... Cuando Vaquero proclamaba que sería apoyado para secretario general, el otro grupo ofrecía conducción bicéfala incorporando al camionero Martínez. Lo rechazaron porque es funcionario municipal, se comprometió a renunciar optando por la CGT y ahí se advirtió la chicana porque no lo escucharon. Ahora parecería no quedar otra opción que el comicio.

No obstante anoche se iniciaba una nueva ronda de contactos entre los dos sectores discrepantes y un tercero que, equidistante, busca una salida consensuada para llegar a fin de año con la CGT normalizada. Esta vez el promotor era el sindicato del Sutep en cuya sede sesionaban.

Hoy, de acuerdo a los anuncios de varias fuentes, llegaría Hugo Moyano, la excusa válida es la inauguración del hotel del sindicato de los ceramistas, aunque nadie podrá desmentir que su presencia puede tener estrecha vinculación con las trabadas gestiones por la CGT y con el respaldo a los dirigentes de los gremios que le son políticamente fieles. De paso y a lo mejor para ver cara a cara a algunos que le "deben valiosas lealtades" y aparecen ahora como olvidadizos.

El día de la militancia

El 17 de noviembre en los fastos peronistas está reservado a la conmemoración del regreso del general Perón al país. A veces se lo olvida, tanto como a los militantes, pero en tiempos de agitación interna como ahora, es ocasión de atizar los ánimos. En los actos el PJ, institucional una vez más estuvo ausente pero los seguidores de Duhalde con inusitada mayoría de menemistas se unieron, convocados más por el antikirchnerismo común. Fue en costoso restaurante del Puerto, aparentemente solventados por Claudia Bello, Fernando Galmarini y otros sponsors porteños. Entre los organizadores se destacaban Sergio Correa, Jorge Godoy, Marcelo Abálsamo y Norma Mira, entre otros. En terreno propicio al prefijo "ex" se advertía también a Dipilato, Perazzo y Nicolao. Bello, ahora gestora de Duhalde en la ciudad instaba a la afiliación para vencer a Kirchner y dicen que se afinca aquí, además en actividades financieras.

Entretanto en la sede de la Agrupación Roque Di Caprio, 20 de Setiembre casi San Martín, también varios centenares se reunían para adherir y solicitar profundización del proyecto encabezado por Cristina Fernández. La militancia presente era de sindicatos, barrios y organizaciones sociales: Frente Popular para la Victoria, JP Descamisados, Martín Fierro etc. Modestamente con empanadas, choripanes y vino tinto, recordaban el acontecimiento y preparaban el cabildo abierto de "peronismo explícito", desarrollado el sábado a las 16 frente al busto de Perón en Plaza San Martín. Algo más que un detalle: en ninguno de los tres encuentros estuvo la dirigencia del PJ, ni diputados ni funcionarios -excepto Gerardo Pino y dos o tres más- ni siquiera los referentes de los dueños de los muros y paredes pintados.

Respiran "los orgánicos"

Parecen más animosos y fortalecidos, en estos días, los denominados "los orgánicos" en la interna radical. Se trata de quienes sostienen que ante todo y más aún para crecer, la orgánica partidaria es un principio ineludible. En el comité local serían mayoría los que así piensan y actúan, pero los hechos parecían marchar en otra dirección. La integración de los "Confe" o cobistas a las conducciones de los bloques parlamentarios, sin haber regresado estatutariamente al partido, dolía sordamente y amenaza con futuros problemas. Pero, acaba de plantarse nuevamente Gerardo Morales titular de la conducción nacional: "Cobos antes de volver al Partido debe renunciar a su vicepresidencia", que pese a sus actitudes proviene de urnas mayoritariamente kirchneristas. Y lo más significativo es que Ernesto Sanz consensuado como futuro presidente de la UCR respaldó esa posición. Quienes se creían que volvían como triunfadores parece que antes, van a tener que meditar qué hacer o cómo.

Hay equipo...

El intendente Gustavo Pulti pateó el hormiguero para divertirse con el revuelo y la garrulería cafeteril que despertarían sus anticipos de que habrá cambios en el gabinete. En rigor y luego de las cansadoras cantinelas radicales -ya agotadas- sobre la "falta de equipo" del intendente, no parece que en las primeras líneas podrá haber novedades conmocionantes. Dos de sus hombres acaban de demostrar cómo se pelea y se gestiona por Mar del Plata: Horacio Tettamanti que se vino del Consejo Federal Pesquero con alrededor del 70 por ciento de la cuota pesquera para nuestro puerto y Adrián Alveolite, novel, pero ya un cabal cuadro político al cabo de tantos años junto a Pulti. No sólo fue la hormiguita incansable armando el tramado de la fructífera visita Rusia sino que trabajó con todo éxito, junto a la Cancillería, la designación de Mar del Plata como sede de la próxima Cumbre de Alcaldes Iberoamericanos. Y así hay otros que no andan de cafés y charlatanerías politiqueras ni roscas, pero saben que lo valioso es aprender a gestionar y hacerlo.

Comentá la nota