Moyano amenaza con su propio control de precios para evitar aumentos

Moyano amenaza con su propio control de precios para evitar aumentos
Admitió que los gremios preparan una nueva agenda de reclamos para elevarle a la Presidenta tras los comicios. Se quejó de los que alertan que habrá suba de precios
Hugo Moyano terminó por confirmar ayer que a partir del lunes la CGT replanteará su relación con la administración cegetista. "Es bastante álgida la agenda de la CGT, pero la vamos a dar a conocer después de las elecciones", prometió el jefe cegetista luego de participar en el cierre de la campaña proselitista de Néstor Kirchner en el territorio bonaerense.

Las palabras de Moyano blanquearon parte de la estrategia que desde hace unas semanas se comenzó a gestar en el seno de la conducción de la central obrera para fortalecer su protagonismo y hacer valer su poder político tras los comicios, tal como anticipó este jueves El Cronista. El camionero enumeró parte de la lista de reclamos que la entidad elevará al Gobierno y deslizó un desafío adicional: la alternativa de que los gremios efectúen un control directo sobre los precios de los productos de la canasta básica ante las amenazas de posibles aumentos en el segundo semestre.

"Hay algunos sectores que dicen esto (por la posibilidad de aumentos) con la intención de preocupar a la gente", acusó. Más allá de las advertencias en ese sentido formuladas la semana pasada por diversas organizaciones empresarias, la reacción de Moyano también reaviva las críticas de los gremios por la manipulación oficial de los datos del Indec sobre la inflación. Una muestra clara de la desconfianza sindical con esos datos fue que el propio gremio de Camioneros decidió usar una estimación propia de la inflación en lugar de los números del Indec para definir el porcentaje de aumento salarial que reclamó en su paritaria.

Por otra parte, respecto del nuevo perfil que la cúpula cegetista pretende imprimir a su relación con la Casa Rosada y la agenda de planteos que llevarán a la presidenta Cristina Fernández, el jefe sindical indicó que el objetivo es el de garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios. "Creemos muy importante el hecho de que el Gobierno ratifique los aumentos y continúe con la política laboral que llevó delante durante los últimos años. Y habrá que hablar de otros temas como asignaciones familiares y una partida importante de reclamos", indicó.

Para avanzar en la definición del plan destinado a fortalecer su poder sectorial tras las elecciones, la primera línea de la central proyecta una reunión para la próxima semana, en la que se insistirá en el pedido de una entrevista de toda la conducción con Kirchner.

La alternativa de una cita con el ex presidente fue barajada con fuerza en las últimas semanas, pero se concretaría recién después de los comicios. Para los gremios, si Kirchner los recibe es una señal de que podría atender sus pedidos por una mayor participación en la toma de decisiones.

Comentá la nota