Movimientos sociales se manifestaron repudiando el desalojo y volvieron a la carga con los reclamos

Menos de 24 horas después de haber sido desalojados de la plaza central, los movimientos sociales volvieron a la carga con sus reclamos, y al mismo tiempo para manifestar el fuerte repudio al accionar policial y a la detención de una treintena de manifestantes.

Es así como desde temprano los grupos de desocupados se fueron reuniendo en distintos lugares céntricos para luego confluir en una sola columna que tuvo como destino final el edificio de gobierno, donde --más allá de los duros cuestionamientos-- reclamaron de manera infructuosa una audiencia con el gobernador Jorge Capitanich.

Efectivos policiales formaron una columna para impedir que los manifestantes llegaran a las puertas de la Casa de Gobierno y por otro lado también que estos grupos se junten con los sectores que estaban expresándose a favor del gobierno provincial. Esto provocó el alerta en todos los sectores, por lo que hubo una fuerte custodia en la zona, y se generaron momentos de tensión que no pasaron de los insultos y encendidos discursos en contra de varios funcionarios de gobierno y el propio primer mandatario.

A pesar de que por momentos se temió que se produzcan incidentes, los dirigentes sociales reclamaron a la gente que mantenga la compostura y no provoquen ni se dejen provocar para que se puedan hacer escuchar los reclamos. Durante casi una hora los representantes de los grupos piqueteros hicieron conocer su posición respecto de lo sucedido el miércoles por la tarde, cuando por una orden y la fuerte presencia policial fueron desalojados del acampe en la plaza central que mantuvieron por casi dos meses.

Poco antes del mediodía, los referentes decidieron dar por concluida la protesta y marchar hacia el mástil mayor de avenida 9 de Julio, donde llevaron adelante una asamblea para determinar los pasos a seguir durante la semana, en la que reavivaron el hecho de producir una gran protesta provincial.

Voces de repudio

Mientras un nutrido grupo de militantes justicialistas se manifestaban en la explanada de la Casa de Gobierno, los movimientos sociales se acercaban hacia el mismo lugar para expresarse en contra del gobierno. Fue así como recién pasadas las 10 llegaron a la esquina de Mitre y Marcelo T. de Alvear, lugar donde realizaron un acto para hacer escuchar su repudio al desalojo del miércoles, al que calificaron de violento.

A su turno, los distintos dirigentes, como Aurelio Díaz, Tito López, Charo Alcire, Antonio Gutiérrez, Mercedes Sánchez, Luis Gómez y José Porreti, entre otros, pronunciaron duros discursos dirigidos a las autoridades gubernamentales, en especial al ministro de Gobierno Juan Manuel Pedrini, a quienes sindican como responsables de haber ordenado la represión.

Sorprendieron algunas declaraciones, como las de López, quien públicamente respaldó a la electa diputada nacional Sandra Mendoza. "Sandra Mendoza dijo que el día cuando intenten desalojarnos iba a estar en la plaza y lo hizo. Por eso le doy las gracias por ser coherente; no como su marido (por Jorge Capitanich), que prometió cien mil puestos de trabajo, además de investigar a los jueces y al ex gobernador Angel Rozas, pero no cumplió nada".

La dirigente del MIJD Mercedes Sánchez, que había iniciado una huelga de hambre, criticó a los manifestantes del justicialismo, a muchos de los cuales aseguró que los vio en reiteradas oportunidades en El Impenetrable enarbolando las banderas de la justicia social. "Me da vergüenza que hablen de Perón y Evita y manden a reprimir a los pobres. Por lo menos no tendrían que ser hipócritas". Además se solidarizó con todos los que fueron heridos durante el desalojo e insistió en que van a continuar luchando.

Segundos después de terminar su discurso, Sánchez se desmayó como consecuencia de la tensión y la huelga de hambre iniciada, y fue socorrida en forma inmediata por sus compañeros del movimiento.

El dirigente de la CCC Luis Gómez aseguró que "vamos a transformar esto en una lucha provincial" y Gutiérrez fue más allá y anticipó que "vamos a producir un chaqueñazo, pidiendo la renuncia del gobernador".

Comentá la nota