Movimientos de fin de año

El atildado, prolijo y eficaz presidente del Concejo Deliberante de Trelew, Miguel Rossetto, emprendería viaje hacia la Capital Federal en las próximas semanas y no precisamente de vacaciones.

Su nombre ha vuelto a sonar, esta vez casi de manera decisiva, como otro integrante del staff de chubutenses que se suma al Gobierno Nacional y al ¿kirchnerismo? ¿yauharismo?, o a una suma de ambos «ismos».

Rossetto tuvo una prestación muy llamativa en la presidencia del Concejo Deliberante de una ciudad con mucha historia en la política, lo que no es un dato menor en la trayectoria de nadie. Sin ser un hombre de la confianza plena del intendente Mac Karthy, mostró muñeca para sacarle los temas complicados y también para corregir los excesos del titular de la bancada, Pablo Punta.

Por eso, su eventual partida no será una baja cualquiera en el oficialismo y alguna preocupación cruza por el PJ local en este fin de año.

Esa preocupación tiene un costado adicional, porque el reemplazo natural de Rossetto es el presidente del PJ y titular de la Lotería del Chubut, Gonzalo Carpintero, pero el Gobierno no estaría dispuesto a trasladar ese funcionario al Concejo.

Vendría, entonces, el suplente del suplente.

Pero ahí no termina todo, porque dicen que Rossetto volverá, pero no de inmediato, sino en algún momento cercano al 2011, para ser candidato en ese mismo año por el ¿kirchnerismo? ¿yauharismo?, o por una mezcla de ambos «ismos».

UNA FORMULA DEL MAR Y LA CORDILLERA

Esa sería, dicen los pasillos tan golpeados, una característica central para una de las potenciales fórmulas de candidatos gubernamentales del Partido Justicialista en Chubut, para las generales del 2011.

El primer término de esa fórmula sería ocupado por el actual intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche; y el segundo por el «pacifista» jefe comunal de Esquel, Rafael «Rafa» Williams, dicen los viajeros frecuentes entre esas dos regiones.

El dato, o el rumor pasillero, no hace más que consolidar el salto definitivo del madrynense al escenario provincial, como un precandidato ya casi lanzado a la carrera por la Gobernación, aunque todavía haga equilibrios para no pisar demasiados callos en el comienzo de una construcción forzosamente larga y delicada.

Aunque sobre estas cuestiones nunca hay confirmaciones públicas, algunos hombres de confianza de Eliceche han recorrido intensamente las localidades cordilleranas en las últimas semanas y se espera que el propio intendente haga un paso por allí en el próximo mes de enero.

Ambos jefes comunales tienen en común un rol de «independientes» frente al dasnevismo, sostenida por su participación original en el 2003.

Williams ya gobernaba en Esquel y Eliceche fue uno de los sostenes de la primera candidatura del Gobernador Das Neves.

«Somos «pueblos originarios», estábamos antes» de que el PJ viera surgir el liderazgo del actual jefe del Estado Provincial, bromeó -o no tanto- un referente de «la fórmula de los intendentes» este fin de semana.

VOLVER A LOS 17

Mientras los intendentes por el PJ andan «de fórmula», otro jefe comunal, el histórico sarmientino Ricardo Britapaja celebró sus ¿primeros? ¿últimos? diecisiete años con el Poder.

Desde 1991 Britapaja ejerce la intendencia municipal de su ciudad, pero esa hegemonía local no ha conseguido trasladarse al plano provincial, lo que constituye un dato «raro» de la política en Chubut, donde muchos otros, con mucho menos, han conseguido mucho más, valga el destrabalenguas.

Quizás por eso el hombre fuerte de Sarmiento ha comenzado a hacer oír su descontento con el Provech, en el que puso votos para no sacar nada, o casi nada.

Antes de su experiencia en esa fuerza, Britapaja fue carne y uña con el PJ, desde el 2003 para acá, pero tampoco esa cercanía le redituó demasiado.

Es más, formó parte de la tropa de intendentes a los cuales el Gobierno les pidió, antes de las elecciones del 2007, que dieran «un paso al costado» para permitir una renovación, con el resultado de que se quedaron todos, al menos todos los que pudieron.

Como los tambores del 2011 ya han comenzado a sonar, parece ser que el intendente ha decidido tomar nota de esos fracasos del pasado y elegir mejor en la próxima.

«Le gustaría ser diputado provincial en la próxima», dicen en Sarmiento.

OTRA FORMULA, PERO RADICAL

Cuando todavía retumba el eco de la posible fórmula que encabezarían Pedro Peralta y Graciela Albertella, los nombres de otros dos radicales comenzaron su despegue hacia las parlamentarias del 2009.

El presidente del Comité Provincia, Mario Cimadevilla, podría ser acompañado por el comodorense Gustavo Menna, en las boletas que la UCR presente el año próximo para la elección de candidatos al Senado y la Cámara de Diputados de la Nación.

Al menos, esa es una de las alternativas que se barajan si al final de todas las conversaciones no hay acuerdo y el radicalismo debiera resolver sus postulaciones en una elección interna.

Cimadevilla y Menna ya compartieron fórmula alguna otra vez. Fue en la Gran Interna Gran del 2003, cuando compitieron contra Lizurume-Gil y Maestro-Zarcos.

CAMINOA LE DIJO QUE NO A PERALTA

La dirigente radical cordillerana Jacqueline Caminoa le dijo «no» a Pedro Peralta. El intendente de Rada Tilly, ya lanzado por la candidatura a senador nacional por la UCR; le había ofrecido ser su segunda en la fórmula, para ir posicionándose en lo que aparece como una inevitable interna en el partido. Sin embargo, Caminoa -luego de meditarlo- le dijo que no. Según parece, en el medio hubo una discreta consulta al presidente de la UCR, Mario Cimadevilla, quien la habría convencido de la inconveniencia de acompañar a Peralta en este tramo de la vida partidaria. Caminoa y Cimadevilla se llevan bien, y esta vez la dirigente le hizo caso al jefe partidario. Ahora, Pedro Peralta buscará otras alternativas.

ZAMORA MATO AL PROVECH

«Al final fue un radical». Así, en verso corto y quejoso, el dirigente del Provech destacaba ante quien quisiera oírlo que su partido parece tener los días contados.

«El Gobernador dijo que el PJ de Chubut tiene que sacar en el 2009 más votos que los que sacó este año (el Gobernador radical de Santiago del Estero, Gerardo) Zamora. Por eso pidió que no presentemos candidatos propios y votemos por los del peronismo», describió el hombre.

«El problema es que hay algunos que hace meses que andan con el traje puesto para la asunción ¿cómo los bajás?» de ese sueño tan seductor, se desesperó ese mismo protagonista.

Zamora, un kirchnerista fiel, obtuvo un poco más del 80 por ciento de los sufragios en Santiago del Estero, que pasa de caudillo en caudillo.

Esos números terminaron rebotando en Chubut. Y de ese rebote vino este gol en contra para el Provech.

«Nos fusilaron», concluyó desesperado el monologuista, mientras se vaciaba el pasillo

Comentá la nota