El Movimiento Evita denunció “despidos encubiertos” en Siderar.

Los referentes del Movimiento Evita en San Nicolás afirmaron que a pesar de la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo entre la empresa y los gremios, “tenemos compañeros que tras volver a la Planta después de sus vacaciones impuestas, fueron mandados a sus casas”. Manifestaron además su posición en contra de la decisión de Ternium Siderar de suspender el plan de inversiones que había sido previsto para este 2009.
A través de una conferencia de prensa brindada por sus referentes, el Movimiento Evita de San Nicolás manifestó su desacuerdo con la decisión de Ternium Siderar de suspender las inversiones proyectadas. Además, según aseguraron, ya habrían existido “despidos encubiertos” a pesar de la conciliación obligatoria impuesta entre la empresa y los gremios por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La posición de la organización social que ya había salido a la calle con volantes y panfletos oponiéndose a la pérdida de puestos de trabajo, fue planteada a los medios locales por los referentes locales del Movimiento Evita: la concejal Aurora “Loli” Sandobal y la militante Teresa Verón.

“Esta conferencia de prensa tiene que ver con la preocupación que venimos arrastrando los nicoleños y los habitantes de la región, que tiene que ver con una situación de despidos”, explicó Verón, quien celebró que la situación en la planta de Paraná Metal en Villa Constitución “se está arreglando, porque el Estado vuelve a ser protagonista y se llega a una situación en que, al menos, no habrá despidos ni baja de sueldos”.

La militante opinó que aquella situación es “muy similar” a la que atraviesan trabajadores nicoleños y ramallenses en la Planta General Savio e instó a los habitantes de estas comunidades a “tener muy en la memoria lo que ha pasado con Somisa” en otros tiempos.

Después de mostrar una posición clara a través de volantes entregados en distintos puntos de la ciudad -advertían al propio Paolo Rocca que no “intentara ni un solo despido”-, la referente del movimiento comentó que algunos militantes son trabajadores de Siderar y manifestó que “estamos viviendo el conflicto muy desde adentro”.

En este sentido, denunció que a pesar de la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo, ya habrían existido “despidos encubiertos”. “Tenemos compañeros que tras volver a la Planta después de sus vacaciones impuestas, fueron mandados a sus casas”, comentó Verón quien afirmó que “hay despidos que todavía no están blanqueados”.

En cuanto a las negociaciones en que participan Ternium Siderar y el Gobierno nacional, consideró que el eje está puesto en la intención de los empresarios de alcanzar un dólar de cuatro pesos. Pero también advirtió que “sabemos que el obrero va a seguir cobrando en pesos” y reclamó en este sentido “mayor seriedad”.

Por su parte, la concejal justicialista Loli Sandobal, explicó que el tema viene debatiéndose hacia adentro del movimiento “desde hace varias semanas”, y también se refirió a “despidos encubiertos”. “Sabemos que hay despidos; sin el telegrama, por supuesto, porque al haber una conciliación obligatoria no pueden enviar los telegramas”, completó Sandobal, quien instó a la comunidad entera a participar de “la pelea por defender las fuentes de trabajo”.

“Cuando decimos que en esta pelea estamos todos involucrados, es porque todos estaremos perjudicados por esta situación: tanto el comerciante, como el albañil, el plomero, el gasista. Es una rueda que nos arrastra a todos”, explicó la referente del Movimiento Evita, quien advirtió que “si hay 2.400 despidos, lo que se viene después es el cierre total”.

Comentá la nota