MOVIMIENTO DE DERECHOS HUMANOS Piden restitución urgente y una investigación a fondo

El Movimiento Popular Pampeano de Derechos Humanos salió a reclamar la “urgente restitución” de las niñas que por una decisión judicial fueron quitadas de sus familias después de vivir 3 y 5 años en esas condiciones. La misma agrupación reclamó que haya una investigación a fondo sobre todos los funcionarios involucrados y que de ser necesario se proceda a la destitución y remoción de esas autoridades.
El MPDH pide que las nenas vuelvan “a las familias que el Estado llama sustitutas pero que para ellas son los únicos afectos, con quienes establecieron sus vínculos de amor y cariño en tantos años de cuidados y crianza”.

A criterio de la agrupación, el Gobierno “es el responsable del padecimiento al que están siendo sometidas las niñas, violando los derechos consagrados en el ordenamiento jurídico nacional, provincial y por la misma Convención Internacional de los Derechos del Niño”.

“Por la aplicación de una fría ley, que en otras partes del país ha sido reemplazada por otra que prioriza el interés superior de la niña o niño, la jueza de la causa, el Ministerio que tiene a su cargo la Dirección de Familia y Menor, la responsable de esa área y hasta el gobernador, son los causantes del sufrimiento y padecimiento de las menores, ya sea por error, impericia o mala intención de los organismos oficiales que difícilmente podrían haber actuado de peor manera”, planteó.

“Quienes tienen en sus manos los destinos de la provincia -agregó- deben ponerle fin de forma inmediata al padecimiento y sufrimiento que se les está causando a las niñas. Cuánto más se demore, mayor aún serán las marcas y traumas que las menores recordarán a lo largo de todas sus vidas”.

El Movimiento Popular Pampeano de Derechos Humanos reclamó finalmente “la urgente investigación del accionar de los funcionarios con competencia en esta situación y si fuera necesario, la activación de los mecanismos de destitución y remoción. Además, ha quedado claro que la actual legislación sobre adopción merece una urgente modificación para lograr la humanización de la norma”.

Comentá la nota