El PJ movilizará militantes para apoyar a Jaque y Cristina en la Vendimia

El PJ movilizará militantes para apoyar a Jaque y Cristina en la Vendimia
Se definió ayer en Casa de Gobierno un operativo blindaje. Un ambiente amigable garantiza la visita presidencial.
Sólo ante la posibilidad de que haya repudios públicos contra el gobernador Celso Jaque en la Vendimia, los justicialistas diseñan un operativo para evitarle malos momentos. Pero el objetivo va más allá: la única forma de convencer a la Presidenta de su presencia en Mendoza era garantizándole tranquilidad. Esto es, alejarla de la posibilidad que, de manera directa o indirecta, sea blanco de rechazo.

Por eso anoche, tal como confirmaron fuentes muy cercanas al Gobernador, se realizó una reunión en Casa de Gobierno para preparar el operativo blindaje.La intención es que Jaque "se encuentre entre amigos" en la Vía Blanca y el Carrusel.Esto es: adherentes al peronismo movilizados por los intendentes que marquen presencia.

Pero la idea no es manifestarse políticamente, por lo que sólo tendrán pancartas con las candidatas a reinas. Allí las postulantes de Las Heras y San Martín estarán entre las preferidas.

La presencia de Cristina Fernández no está confirmada oficialmente, pero en el Gobierno aseguran que es casi un hecho. La intención es que esté presente al menos en el Carrusel y en el almuerzo de las fuerzas vivas. Uno de los objetivos es respaldar a Jaque, pero sobre todo coparle el protagonismo al vicepresidente Julio Cobos, que el fin de semana será local.

Por eso también, Cobos dijo que estará en la Vendimia, pero tampoco confirmó en qué actos. Por ahora la única visita casi confirmada es la de la ministra de ProducciónDébora Georgi, quien ratificaría en Mendoza alguno de los anuncios gestionados por el sector vitivinícola.

Cuando invitaron a la Presidenta el principal obstáculo para dar el sí era la poca popularidad del Gobierno local y la posibilidad de que haya alguna manifestación de rechazo. Por eso, aseguran, le garantizaron que tendrá el apoyo gestado por intendentes y referentes justicialistas.

Cristina, al igual que hacía su marido Néstor, acostumbra asegurarse en cada acto la presencia de seguidores fieles. Eso ocurrió hace pocos días en Rosario, donde Cristina dio su discurso rodeada de militantes K que abucheaban al gobernador socialista Hermes Binner.

Si finalmente la Presidenta da el "sí", también se agrandaría el espectro de posibles adherentes a la manifestación de apoyo, puesto que hay grupos kirchneristas que no son amigos de Jaque.

Entre las opciones posibles, el Carrusel es el ámbito "más manejable" para la tranquilidad de Jaque y Cristina, según creen en el Ejecutivo. Allí, aseguran, es más fácil ubicar cerca del palco a los grupos amistosos con el Gobierno. Por eso Cristina estaría al menos un rato en el desfile para luego ir al almuerzo que organiza Bodegas Argentinas.

Más allá de las especulaciones, en el Gobierno aseguran que Jaque cambió la actitud frente al rechazo que sintió en carne propia en varios actos. Ahora el malargüino asegura que "todos los gobernadores sufrieron protestas en la Vendimia" y que las quejas ya son parte del folclore.

Según creen en el Gobierno, en alguno de los actos "es posible que lo chiflen, pero se la va a bancar" respetuosamente y sin sobredramatizar."Se habla más ahora de lo que se va a decir después sobre este tema", se esperanzan.

Para Jaque las protestas en contra suya no son nuevas. Como intendente de Malargüe sufrió fuertes reclamos en la plaza departamental y tenía todo el Concejo Deliberante en contra. Con el tiempo Jaque revirtió la tendencia y fue reelecto como jefe comunal."Puede pasar lo mismo ahora", asegura un optimista seguidor.

Cristina y sus ministros

La confirmación de Cristina se daría recién mañana. Los bodegueros, por ejemplo, aún no han recibido ninguna información desde Presidencia para saber si Cristina estará en el tradicional agasajo del sábado.Igualmente, aclararon que generalmente la confirmación la realiza alGobierno y que ellos se enteran "cuando viene la gente de protocolo de Presidencia".

Este año el almuerzo se realiza en la bodega Belasco de Baquedano, que curiosamente queda en la calle Cobos de Agrelo. "Nosotros enviamos una carta formal a todos los funcionarios pero no sabemos aún quien vendrá", aseguró Juan Carlos Pina, de Bodegas de Argentina.

El empresario sí es optimista en cuanto a la presencia de la ministra Débora Georgi, que está empapada de las demandas del sector vitivinícola y podría ratificar algún anuncio.El ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco, también estaría presente. /PI

Comentá la nota