ATE se movilizará el martes a Casa de Gobierno

Será en protesta ante el pago escalonado entre otros reclamos. El malestar entre el sector viene en aumento. Desde el área del Laboratorio del Hospital de Ushuaia informaron que siguen ingresado agentes al Estado, y que eso se evidencia porque recurren a esa área a realizarse el examen preocupacional. Será una semana en la que la gestión del ARI deberá afrontar protestas de los diferentes gremios que representan a los agentes de la Administración Pública.

La Asociación de Trabajadores del Estado anunció que el martes próximo sus afiliados marcharán hasta Casa de Gobierno en rechazo al pago escalonado de los salarios y del aguinaldo, y además se suman otras situaciones tales como el incumplimiento del pago del aumento de emergencia, la falta de insumos en el Hospital capitalino, entre otras. Cabe destacar que en esta oportunidad la medida será encarada por las delegaciones de Río Grande y de Ushuaia, luego de realizar varias reuniones en las respectivas ciudades.

En este marco de reclamo, ayer al mediodía se llevó adelante una asamblea de trabajadores agremiados al sector en el salón de ingreso del Hospital Regional de Ushuaia, donde se analizó la grave situación que atraviesan los empleados estatales.

Desde la dirigencia expresaron su malestar ante diferentes situaciones que se generan desde la administración central, tales como la falta de suministro de gas en varios edificios estatales; falta de insumos hospitalarios (materiales y racionamientos); incumplimiento a las actas acuerdos firmados y sus decretos correspondientes.

También aprovecharon para recordarle a los afiliados que la actual gestión no remitió la documentación al Tribunal de Cuentas, datos que servirían para conocer el verdadero estado financiero de la Provincia. Un dato que llamó la atención de los que participaron de la asamblea lo configuró la información sobre intimaciones que vienen recibiendo algunos trabajadores, en las que se alude faltas producidas en los años 2005, 2006 y 2007.

Recordaron que con los haberes del mes de noviembre se debiera haber percibido un incremento de 300 pesos, monto que forma parte del aumento de emergencia asciende a los 800, suma que a la fecha "se la comió la inflación", opinó la dirigente Alicia Acuña. Al tiempo que indicó que "el Gobierno se ocupa de enfrentar trabajadores contra trabajadores, porque eso es lo que pretenden".

Alicia Mallea, representante de ATE en el sector del laboratorio, advirtió que este gobierno sigue ingresando personal a la función publica, dato que se evidencia al momento realizar los exámenes preocupacionales.

Dijo que el ARI "sigue demostrando contradicciones" porque "por un lado asegura que no posee fondos para hacer frente a los salarios, pero por otro lado aumenta la planta de personal político, que es la más abultada de lo que se pensaba". Y agregó que "nosotros le preguntamos a esta gente cuál es el espacio donde van a ingresar y está todo en una planilla".

En tanto, el dirigente Julio Viñas cuestionó que los funcionarios de Gobierno "critiquen que los trabajadores pretendan planificar sus vacaciones, siendo que es un derecho que poseen y merecen por cumplir con sus jornadas durante todo el año".

"No estamos hablando solamente de los salarial, sino que vamos a la cocina y vemos que los pacientes no tienen sus comidas", manifestó el dirigente, al tiempo que advirtió que "vienen por más, nadie tiene la certeza que van a pagar el aguinaldo como dicen puesto que no poseen las partidas correspondientes".

Finalmente, una de las afiliadas, recordó que "por mucho menos" se lo destituyó a Jorge Colazo del Gobierno, y planteó la posibilidad de un juicio político a la actual mandataria debido a "los múltiples incumplimientos que exhibe para con los trabajadores".

Gobierno cuestiona doble discurso de ATSA

El secretario de Relaciones Institucionales del Gobierno, Daniel Ravaglia, argumentó la demora en la entrega de la información prometida al gremio de ATSA, consistente en simulaciones por posible aumento de 100 pesos al básico del sector húmedo, en la imposibilidad del personal de Haberes para "cumplir con la orden que en tal sentido se le impartió desde el Ministerio de Gobierno", pero aseguró que "en la próxima reunión le acercaremos al sindicato esa documentación".

Si bien reconoció que el Ejecutivo había comprometido tener las simulaciones para la reunión anterior, el citado funcionario observó que "luego se produjeron inconvenientes en el Tesoro Provincial para hacer frente a los sueldos con los fondos que se registraban, y entonces la gente de Haberes debió abocarse a hacer simulaciones para determinar el monto de la primera cuota de los salarios estatales de noviembre".

"Esto se debió a que las arcas provinciales están en una situación crítica, que hicieron imposible llegar a los 6000 pesos mensuales", anotó, "por lo que se estuvo viendo hasta qué monto de salario se podía pagar en la primera cuota".

Ravaglia sostuvo que la imposibilidad de hacer las simulaciones en el sector Húmedo, planteada por Haberes, "fue comprensible", para anotar que desde el Ejecutivo "les explicamos a los compañeros de ATSA de la situación" e inclusive que "la información se la vamos a llevar en una próxima reunión".

En otro orden de cosas, el Secretario de Relaciones Institucionales cuestionó que "haya gente del gremio de ATSA que por un lado pida aumento de sueldo y por el otro reclame un ajuste en los empleados públicos".

Tras precisar que "Miguel Olivares, en una reunión que tuvo la gobernadora con la CGT, planteó esta posición, en el entendimiento de que el Estado provincial lo único que hacía era pagar sueldos en el sector público y que no se había tomado ninguna medida en relación a este asunto", el funcionario observó la paradoja de que "en la mesa de paritarias sostenga abiertamente que hay que dar un aumento de determinado dinero al básico".

"Este discurso contradictorio, particularmente me irrita, porque entiendo que el representante gremial se pone una camiseta pidiendo aumento de sueldo para los empleados públicos, y luego se la saca y se pone la otra que habla de ajuste con el mismo empleado que dice defender", se quejó Ravaglia.

Comentá la nota