La movilización gremial terminó con incidentes y detenidos

Se produjeron disturbios frente al anexo de la Legislatura. Hubo rotura de vidrios de la puerta del edificio y dos detenidos.
La nueva movilización sindical realizada ayer por los gremios disidentes terminó con incidentes y con dos trabajadores municipales detenidos.

Los disturbios se produjeron cuando a la protesta gremial le faltaba poco para terminar.

Fue frente al anexo de la Legislatura Provincial -ubicada sobre calle Copiapó- donde se produjeron forcejeos y agresiones entre los efectivos policiales y los manifestantes.

Los incidentes se iniciaron cuando los manifestantes llegaron al anexo de la Legislatura y empezaron a entonar cánticos frente a una escasa custodia policial.

Los roces entre unos y otros derivaron en la trifulca y arrojaron como resultado la rotura de la puerta vidriada del edificio -que fue blanco de piedrazos- y la detención de dos trabajadores municipales.

Tras los disturbios, gremialistas y trabajadores abandonaron el lugar y se dirigieron hacia la Comisaría Primera para exigir la liberación de los detenidos.

Pero allí les informaron que los detenidos habían sido trasladados a la Alcaidía Provincial. Un rato después de finalizada la marcha, los dirigentes sindicales que impulsan el reclamo de aumento salarial, fueron a la Alcaída para insistir con el pedido de liberación de los trabajadores detenidos.

La protesta

La protesta sindical había comenzado poco después de las 10, cuando los trabajadores se concentraron frente a Casa de Gobierno.

Antes, un grupo de trabajadores municipales había quemado cubiertas en la esquina de Copiapó y Santa Fe, frente al Palacio Municipal.

Ya en la plaza principal, los manifestantes volvieron a cuestionar el aumento salarial que otorgó días atrás el Gobierno y ratificaron la continuidad del plan de lucha para conseguir un sueldo básico de 1.000 pesos y un salario de bolsillo de 2.000 pesos.

El nivel de convocatoria de la protesta fue similar a la que tuvo el pasado martes y se pudo advertir una importante presencia de trabajadores municipales.

También hubo trabajadores de varias reparticiones estatales, entre ellas, el Registro Civil, Dirección General de Niñez y Adolescencia, Tribunal de Cuentas Provincial y Municipal, entre otros. Incluso hubo presencia de personal contratado del Estado, beneficiarios de becas y Jefes de Hogar.

Al igual que el martes hubo "lluvia" de huevos y harina contra Casa de Gobierno. La columna marchó luego hacia la Legislatura Provincial donde arrojó naranjazos y luego se dirigió al anexo del edificio donde tuvieron lugar los disturbios.

Comentá la nota