Movilización por aumento salarial.

En Roca se congregaron más de 3 mil trabajadores, mientras en Buenos Aires los paritarios del Hielo negociaban el esquema de haberes de 2009.
Más de 3.000 trabajadores del Sindicato de la Fruta se hicieron presentes ayer en esta ciudad, en una movilización que se llevó a cabo en las puertas de la sede de Trabajo para continuar con el reclamo por un incremento salarial del 35% y el desdoblamiento de la paritaria. En tanto, la situación en el puerto de San Antonio Este se mantenía invariable, con un piquete impidiendo el ingreso de camiones con frutas, mientras seis buques estaban en rada exterior esperando a ser notificados para la carga de fruta.

Al promediar la jornada se supo que tanto el gremio como el sector empacador fueron convocados a un encuentro a realizarse hoy en Roca que se presenta como la última alternativa para alcanzar un acuerdo. Trascendió que CAFI llegaría con una nueva propuesta de mejora salarial.

Por otra parte, ayer en Buenos Aires, el Ministerio de Trabajo de la Nación recibió a los paritarios del Hielo, para renegociar el esquema salarial del 2009.

En medio de la tensa situación que se vive en el Valle, el ministro provincial de la Producción, Juan Accatino, instó a que las partes lleguen a un acuerdo para no complicar aún más la cosecha (ver aparte). A su vez, CAFI instó no sólo a las partes sino también a los gobiernos de Neuquén y Río Negro a intervenir en el conflicto en busca de una solución.

Gran concurrencia

Bombos, carteles y pancartas coparon ayer uno de los accesos a Roca, el ubicado en Ruta 22 y la avenida San Juan, lugar elegido para la concentración de las diferentes columnas se movilizaran por la Avenida Roca hasta Tucumán, donde queda ubicada la sede de Trabajo. La movilización interrumpió el tránsito de la 22 por algunas horas. Los trabajadores se movilizaron en colectivos para hacerse presentes en la convocatoria que mantiene parada a la mayoría de las empacadoras de la región.

Desde una céntrica esquina se realizaron los discursos de los secretarios gremiales de cada seccional, ante la presencia de los manifestantes que respondían a las distintas empresas frutícolas de Río Negro y Neuquén. Allí, Rubén López explicó que la decisión de no viajar a Buenos Aires para discutir en la mesa salarial, fue informada con tiempo a través de un escrito a las autoridades de Trabajo y que se invitó a las partes a dialogar en Roca

«Nos amenazaron con sacarnos la personería jurídica por no aceptar la conciliación obligatoria pero si vamos a tener un gremio para no defender a los trabajadores que se lo guarden» afirmó López.

Hoy se vence el plazo del llamado a conciliación obligatoria determinado por Nación el viernes por la noche. En los discursos se destacó que desde hace 19 años que los trabajadores del empaque no realizan medidas de fuerza y que el pedido de aumento salarial viene solicitándose desde hace tres meses.

El Ministerio de Producción instó a lograr un acuerdo

Juan Accatino dijo que la temporada de cosecha es exitosa pero que esta situación “pone en crisis la principal economía provincial”.

Cipolletti > El ministro de Producción de Río Negro, Juan Accatino, llamó a la reflexión a la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) y al Sindicato de Obreros y Empleados de la Fruta de Río Negro y Neuquén para que ambas partes arriben a un acuerdo en el marco de conflicto salarial que mantienen de cara a la temporada frutícola 2008-2009.

“Nos encontramos frente a una temporada exitosa, el pronóstico de cosecha efectuado por la Universidad Nacional de Comahue señala un récord de más de 1.700.000 toneladas de fruta para la región, lo que augura una excelente temporada similar a la del 2007/-2008. Sin embargo, lamentablemente nos vemos sorprendidos por esta situación de desacuerdo que amenaza el normal desarrollo de la actividad y pone en crisis a la principal economía provincial”, señaló el funcionario.

“El gobierno provincial no es parte integrante de las paritarias que son conducidas desde el Estado Nacional a través del Ministerio de Trabajo de la Nación. Sin embargo, hemos estados acompañando el proceso a través de los Ministerios de Producción y Gobierno con el objetivo de buscar un acercamiento de las partes”, agregó.

Aclaró que “no es responsabilidad directa del Ejecutivo hallar soluciones para cada uno de los conflictos laborales”, pero que sentía “la responsabilidad y el compromiso de trabajar para alcanzar una salida urgente a este conflicto”.

“Por esta razón -indicó el funcionario- solicitamos a las partes involucradas tanto empacadores como gremios, que reflexionen y alcancen el consenso necesario para arribar a una solución definitiva del conflicto. Pero también le pedimos al gobierno nacional, como responsable de conducir esta negociación, que realice los esfuerzos necesarios para encontrar un punto medio entre las partes entendiendo la complejidad y fragilidad de esta economía”.

Reuniones

Accatino precisó que “el gobernador Saiz estuvo siguiendo el desarrollo del conflicto salarial que hoy tiene paralizada la actividad en el Puerto de San Antonio Este y amenaza con producir perdidas de fruta durante esta temporada de cosecha” y añadió: “Como gobierno no hemos estado ausentes, pero carecemos del poder de decisión en esta instancia de la negociación”.

Explicó que durante la semana pasada estuvo reunido con los titulares de CAFI, con Rubén López titular del gremio de Obreros y Empleados de la Fruta de Río Negro y Neuquén y con productores autoconvocados de Allen. “Durante la reunión con CAFI, su titular se comprometió a trabajar y exportar la mayor cantidad de fruta, pagando el mejor precio posible”, explicó Acattino y señaló que le sorprendieron mucho las declaraciones de Rubén López sobre el lugar del encuentro y la forma en que terminó el mismo, “ya que nunca estuvimos en la sede del gremio, ni fuimos echados de la misma”, dijo.

López: “Agotamos todas las instancias”

Cipolletti > El titular del Sindicato de la Fruta, Rubén López, aseguró que su sector agotó “todas las instancias para evitar este conflicto” y señaló que el gremio está dispuesto a dialogar pero en la Provincia.

“Está todo el Valle parado y no es porque López diga que hay que parar, sino porque los trabajadores reclaman por los derechos que les corresponde”, dijo el dirigente.

López aclaró que el gremio comenzó la discusión por la suba salarial en octubre pasado y aseguró haber agotado todas las instancias previo a llegar al conflicto que hoy paraliza la tarea en los empaques y la actividad en el puerto.

Molesto con declaraciones del ministro de Producción, Juan Accatino, el gremialista pidió que “no nos vengan a hacer cargo ahora de lo que está pasando con la fruticultura”.

El gremio que rechazó formalmente la conciliación obligatoria luego de no acordar con la CAFI el aumento salarial, afirmó que está dispuesto a dialogar pero no se trasladarían a Buenos Aires para hacerlo.

“Nos queremos sentar pero acá en Roca y si la sede de ahí no sirve para nada entonces para qué existe y les pagamos a los funcionarios”, señaló el dirigente, quien recordó que años anteriores los debates en paritarias se realizaban en suelo rionegrino.

Comentá la nota