Los móviles más caros se salvan de la caída de ventas de celulares

En los primeros siete meses del año los argentinos compraron 23% menos de aparatos que en igual período del año anterior. Sin embargo, los smartphones, como iPhone o BlackBerry, crecieron 26%. La sorpresa la dieron los intermedios, denominados "casi iPhones", que cuestan la mitad. Pegaron un salto de más de 2 mil por ciento.
La saturación del mercado de los celulares se reflejó en una caída del 23% en las ventas de dispositivos en los primeros siete meses del año contra el mismo período de 2008. Sin embargo, en el segmento de aparatos de alto valor la realidad es otra: la venta de smartphones como el iPhone o el BlackBerry aumentó 26% y la de celulares denominados tier 2 –móviles que parecen un smartphone pero no tienen un sistema operativo potente– creció más de 2 mil por ciento. En el mercado se los denomina "casi iPhones".

"Hay una desaceleración del crecimiento pero no es una gran caída si se entiende que el parque está lleno y que la gente recambia el equipo más que comprar uno nuevo", explicó Roberto Vázquez Ferrero, director de Telecom Practice de The Nielsen Company América Latina, consultora que brindó los datos.

El espectacular aumento de los aparatos de nivel 2 es impulsado por quienes buscan aparatos físicamente parecidos a los smartphones pero de un valor menor.

Mientras que los primeros cuestan entre 500 y 600 pesos y tienen funcionalidades limitadas, los teléfonos inteligentes valen entre mil y 2.500 pesos.

"Los usuarios de los tier 2 son mujeres jóvenes. Mi hipótesis es que están probando y no van a gastar US$ 300 en un aparato que no saben si les va a servir. Prueban y ven si después siguen hacia arriba", señaló Vázquez Ferrero a PERFIL tras brindar una conferencia en Expocomm, encuentro de telecomunicaciones e informática que se realizó la semana pasada en La Rural.

Los smartphones ganan terreno en el ambiente corporativo "donde el usuario final no siempre elige el modelo ni el plan", explicó el especialista.

El enfriamiento local copia la tendencia regional. A partir de 2004 el crecimiento interanual empezó a caer y entre 2007 y 2008 fue de 18%. La comparación del primer trimestre de este año contra el del año pasado indica que la curva cayó a 12 por ciento.

No obstante, para el consultor sigue habiendo margen de desarrollo. Argentina, con 119 líneas activas cada 100 habitantes, es uno de los países de la región más saturados. Por el contrario, en Brasil hay sólo 81 líneas activas cada 100 personas y en México, 73.

Portabilidad. El riesgo de que un usuario de telefonía móvil cambie de operadora aumenta nueve veces si está insatisfecho con la calidad de la red. Ese dato surge de un relevamiento de Nielsen en Brasil, donde la portabilidad numérica, es decir el derecho del usuario a mantener su número cuando cambia de operador, es un hecho.

El mismo sondeo indicó que la posibilidad de cambio aumenta casi siete veces según el atractivo de los planes, casi seis de acuerdo al precio y más de cuatro veces por la atención al cliente.

En la Argentina la portabilidad fue establecida por decreto en 2000, pero aún no fue reglamentada. A instancias de la Justicia, la Secretaría de Comunicaciones está trabajando sobre el tema y el sistema se habilitaría el próximo año. "Las operadoras van a tener que desarrollar estrategias para ganar usuarios y otras para no perderlos", opinó Vázquez Ferrero.

Comentá la nota