Un año “movido” para ATE

Jorge Heredia indicó como positivo el hecho de que la Fábrica Militar conservara las fuentes de empleo. Como pendiente, señaló la necesidad de trabajar para que contratados y facturantes pasen a la planta permanente
La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Villa María despidió el año con una cena junto a los afiliados y sus familias.

Jorge Heredia, secretario General de la entidad sindical, hizo un balance del año 2008, destacando que fue un período "muy movido, con intensa participación tanto en el orden local, como provincial y nacional".

En lo que hace a esta ciudad, destacó que una de las principales fuentes de empleo, la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos "cerró 2008 sin disminuir la cantidad de trabajadores, y además, con proyectos de expansión e inversión para 2009, que permitirá la incorporación de más personas", indicó.

Actualmente, hay alrededor de 180 empleados de planta, más 80 contratados y otros tantos facturantes. "Está pendiente, y seguramente será el eje del trabajo sindical del año próximo, la incorporación de facturantes y contratados a la planta permanente", dijo.

Otro de los temas pendientes para el próximo año es la discusión de los convenios colectivos de trabajo.

Además, Heredia destacó la labor del gremio y de la CTA, central obrera que integra ATE. "Este año, participamos activamente en la comisión Viviendas para todos, logrando presentar un proyecto consensuado con otras entidades al Concejo Deliberante para que lo consideren", indicó.

El hambre es un crimen

En otro orden, el dirigente se refirió a la participación de militantes de ATE Villa María en movilizaciones nacionales.

Citó como ejemplo la realizada el 12 de diciembre último en Buenos Aires, bajo la consigna "El hambre es un crimen".

Otra de las actividades que hicieron desde el gremio y la central obrera fue la de participar en la Constituyente Social, realizada en octubre en Jujuy.

Desde Villa María partieron dos colectivos con militantes hacia el norte del país, donde pudieron apreciar la experiencia de la organización liderada por Milagros Salas, quien promovió y concretó la construcción de viviendas y promocionó la formación de cooperativas de trabajo que garantizan el sustento y una vida digna a miles de jujeños.

Otro de los temas positivos que citó Heredia fue el fallo que defiende el reclamo de la CTA, en el que se garantiza que los delegados pueden ser de organizaciones sin personería, como la central obrera mencionada.

"Haciendo un balance, podemos decir que pese a todo, fue un año positivo, porque nos encuentra juntos y movilizados para defender los derechos de los trabajadores", concluyó el dirigente de la entidad sindical.

Comentá la nota