Movidas políticas y polémica por el traslado de juzgados

Descentralizaron tribunales civiles y comerciales, que pasarán de Dolores a comunas vecinas. Quejas e interrogantes
La sanción por parte de la Legislatura bonaerense de una ley que dispone la descentralización de tres juzgados civiles y comerciales del departamento judicial de Dolores hacia ciudades de la Costa Atlántica, disparó una fuerte polémica en la que se mezclaron denuncias por la falta de consulta a organismos creados específicamente para esos casos y sobre un posible trasfondo político que habría motivado el impulso de la norma por parte de diputados y senadores del oficialismo.

Como se informó, el Senado bonaerense convirtió en ley el miércoles pasado un proyecto impulsado por el senador oficialista Osvaldo Goicochea que dispone que tres juzgados civiles y comerciales que hoy están radicados en Dolores, se muden a Mar del Tuyú, Villa Gesell y Pinamar. El objetivo: mejorar el acceso a la Justicia de pobladores de esas ciudades.

La norma, que tuvo un rápido paso por el Senado, había obtenido media sanción por parte de la Cámara de Diputados una semana atrás en el marco de un fuerte debate entre el oficialismo y la oposición que concluyó con una votación nominal en la que el bloque del Frente para la Victoria-PJ logró imponer su mayoría.

En esa caliente sesión, los legisladores de la oposición que rechazaban el proyecto denunciaron la falta de consulta hacia la Comisión de Mapa Judicial, un organismo creado por ley en 2008 pero que aún no cumplió la función para la que fue conformado.

La comisión del Mapa Judicial es la encargada de aconsejar la creación o reubicación de tribunales y está integrada por el presidente de la Corte, la Procuradora General, tres diputados, tres senadores, dos representantes del Colegio de Magistrados y dos del Colegio de Abogados.

La falta de consulta en torno de este tema hacia el organismo, según trascendió en las últimas horas, habría causado incluso un profundo malestar en el seno de la Suprema Corte de Justicia que habría desencadenado otro cortocircuito entre ese tribunal y el Poder Ejecutivo provincial.

La denuncia de los diputados de la oposición fue respaldada por el titular del Colegio de Magistrados de la Provincia, Carlos Lami, quien confirmó que la comisión no fue formalmente consultada y subrayó la necesidad de que el organismo "funcione de manera permanente para que tome conocimiento constante de estos temas".

"Entendemos que la reuniones esporádicas no sirven, son cuestiones espasmódicas. Por eso pedimos que la comisión funcione en forma permanente para asesoramiento y consulta. Y que el Legislativo no saque ninguna norma hasta tanto haya un dictamen de ese cuerpo", pidió.

Esa comisión tampoco fue consultada cuando, el año pasado, el Senado sancionó una ley por la que se creó un nuevo Departamento Judicial con asiento en el distrito de Merlo y con competencia territorial en ese municipio y en los de General Las Heras y Marcos Paz.

REACCION EN DOLORES

Pero la movida no solo causó malestar en ámbitos judiciales, sino que tuvo además una fuerte repercusión política a partir de la abierta oposición a la descentralización por parte de la municipalidad de Dolores, desde donde se denunció un intento por "desmembrar" ese departamento judicial.

"Estuvimos trabajando mucho para que la ley no saliera. Pero no pudimos juntar las voluntades suficientes en Diputados y el oficialismo se impuso", explicaron fuentes comunales.

El intendente comunal, Camilo Etchevarren (UCR) lamentó la sanción de la ley y señaló que la descentralización "significa resignar fuentes de trabajo para Dolores y un menoscabo importante en la generación de empleo para la ciudad".

Como Lami, Etchevarren criticó que no se consulte a la Comisión de Mapa Judicial. "Correspondería que este gobierno utilice los carriles institucionales que creó el año pasado y que deberían dictaminar sobre la factibilidad de iniciativas por el estilo".

Además, atacó el argumento expuesto por el oficialismo en la Legislatura a la hora de defender el proyecto, al señalar que la mudanza de tres juzgados civiles y comerciales a ciudades de la Costa no mejorará el acceso de la población a la Justicia. "Si querían hacerlo, hubieran llevado juzgados de paz".

En tanto, el presidente del Concejo Deliberante local y hermano del jefe comunal, Mario Etchevarren, denunció por su parte un "intento de desmembramiento del departamento judicial de Dolores para crear uno en la Costa".

"Ya se crearon fiscalías descentralizadas allí. Ahora llevan estos juzgados. Lo único que les falta llevar son las cámaras y ya podrían tener un departamento judicial propio", disparó.

Comentá la nota