Movidas inconclusas y temas que dividen

En el tramo final de un año político signado por re-posicionamientos partidarios y vaivenes que en materia de gestión tuvo que afrontar la administración encabezada por Pablo Bruera, la semana que termina evidenció que, en la capital bonaerense, los ordenes establecidos no existen y las coyunturas marcan los escenarios posibles.
Tras la electrizante puja por la conformación de las listas de unidad del PJ, y con el camino allanado para hacerse sin obstáculos del partido que aglutina a las más disímiles corrientes del pero-kirchnerismo, el principal desafío extra-gestión del jefe comunal parece orientarse a seguir reordenando la tropa dentro del Concejo Deliberante.

En la sesión del último jueves el tratamiento del proyecto en el que el cuerpo deliberativo rechazaba la idea del gobernador Daniel Scioli de bajar de 16 a 14 la edad de imputabilidad de menores dejó nuevamente al descubierto las grietas del bloque que le responde.

Una vez más, las ediles “oficialistas” del Movimiento Evita -conocidas como “chicas difíciles”, “Evita´s Girls” o “piqueteras”- Lorena Riesgo y Silvana Soria, se levantaron de sus bancas y se retiraron al momento de votar el proyecto para evitar quedar pegadas a un posicionamiento crítico hacia la gestión del ex motonauta, con la que el movimiento liderado por Emilio Pérsico mantiene una fluida relación.

Lo mismo hizo la concejala Sabrina Rodríguez, quien fue “repatriada” por el concejal quintanista Cristian Vicent, quien salió a buscarla casi desesperado, ante lo que se preveía una derrota legislativa para el bruerismo por el desmembramiento de su tropa y la inferioridad numérica.

Por eso, algunos observadores del escenario político local vinculados al Ejecutivo asumen que en el recinto del Concejo, aún “las cosas no están en orden”, y ya aventuran posibles estrategias de realineamientos de cara al año legislativo que entra.

La conformación del bloque de extracción duhaldista que responde al diputado nacional Francisco de Narváez –que fue anunciado en este espacio por Agencia NOVA- le quitará al bruerismo al menos tres concejales que hasta aquí jugaron de aliados –Gonzalo Atanasof, Javier Scaramutti, Enrique Caparelli- y posiblemente un cuarto: la recientemente ingresada al Concejo Fernanda Caffaro, más allá de los rumores que indican la inminente incorporación de la alakista Teresa Urriza.

En la sesión del jueves, este bloque votó dividido con respecto al tema de la imputabilidad. Atanasof, Scaramutti y el alakista Justo Aráuz se inclinaron por debatir el tema. Mientras que Capparelli y Caffaro votaron en consonancia con Oscar Vaudagna, su ex compañero de bancada.

Mínimos consensos

Durante la sesión ganó lugar la preocupación por los posibles efectos para la economía regional de las crisis económico/financiera internacional.

Todos los bloques políticos del deliberativo coincidieron en torno a la necesidad de buscar soluciones para evitar el despido de masivo de empleados y fomentar herramientas de incentivo a la producción.

Sobre el cierre de la sesión, el oficialismo convocó, para la próxima semana, al Consejo social económico consultivo, con la idea de “sentar en una misma mesa” a empresarios, microemprendedores y legisladores.

Si bien la convocatoria surgió como fruto de la coincidencia de todos los bloques del Concejo, se espera una confirmación oficial para que, en los próximos días, trabajadores, empresarios, representantes de unidades productivas y legisladores empiecen a cimentar un consenso que permita encarar con acciones concretas el problema (www.agencianova.com)

Comentá la nota