Movidas en la delegación de Villa Elvira producidas por la interna en el bruerismo

La localidad platense de Villa Elvira, por estas horas, es un hervidero de comentarios de la más variada especie. Se dice que al presidente del Concejo Deliberante de La Plata, Javier Pacharotti, referente político de esa zona, virtualmente le intervinieron la delegación, hoy en manos de Maximiliano Attemberg.
La decisión estaría motivada por dos razones: la mala relación de Pacharotti en los últimos tiempos con Mariano y Gabriel, los hermanos del intendente Pablo Bruera, y con la candidata a primera concejal por el Frente Renovador Platense, Teresa Razzari, sumado esto a que el jefe comunal –de acuerdo a su criterio- califica como pésima la gestión de Maximiliano Attemberg.

Tal es así que el delegado, a quien apodan "Machi", ya no toma ningún tipo de decisión en la delegación más grande e importante de La Plata.

Pero ahí no termina la cosa: el próximo paso en la bajada del pulgar a Pacharotti se viene el 10 de diciembre, cuando lo saquen la presidencia del Concejo para poner a la nueva estrella del bruerismo, Teresa Razzari. Y ni siquiera le darán la titularidad del bloque, que quedará para el hornense Fabián Lugli, con el objetivo de contentar a la molesta Susana Gordillo (su mujer), ya que la actual edil tiene escasas chances de entrar a la Legislatura por su posición en la lista (quinto lugar) y hoy es la jefa de la bancada bruerista.

No hay que olvidarse que el candidato del "Equipo de Pacha" para concejal, el secretario legislativo del Concejo Deliberante Pablo Di Bella, fue vetado para integrar la lista por el propio intendente, quien no aceptó ni siquiera que fuera como suplente por el disgusto que causó en su entorno la decisión inconsulta de Pacharotti de querer tener equipo propio e independencia.

Para marcar la cancha, al "Equipo de Pacha" le contrapusieron el "Equipo de Bruera", que sale en los spots televisivos y en la propaganda oficial. Más claro, échenle agua. (www.agencianova.com)

Comentá la nota