La movida nocturna sufrió una merma significativa

Entre las consecuencias de la gripe A, la movida nocturna en la ciudad registró durante el fin de semana una escasa afluencia de público en bares y boliches. Así lo constató personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) que recorrió los sectores que suelen observar una concurrencia masiva.
"Según nuestra evaluación, las dos noches se constató una disminución importante, incluso el sábado la afluencia fue menor a la del viernes", dijo el titular de la GUM, Mariano Savia, y agregó que "se registraron lugares sin actividad y donde la hubo, en líneas generales se fue terminando más temprano, alrededor de las 2 de la mañana".

El funcionario indicó que la repartición dispuso ocho móviles y 10 efectivos a pie que circularon por los lugares en los que se genera más concurrencia de público durante las noches de los fines de semana, como ser las grandes avenidas y los sectores de boliches.

Savia destacó que la poca gente que había en bares y boliches tenía su correlato en las paradas del transporte público. "El personal recorrió las calles para dar más contención a las pocas personas que había y que no se sintieran tan aisladas".

Domingo de cierre. Por su parte, el Shopping del Siglo decidió extremar sus precauciones ante el avance de la gripe A y por eso decidió no abrir sus puertas ayer y tampoco el domingo próximo. A la vez, el centro comercial adelantará su horario de cierre a las 22, en vez de a la medianoche como de costumbre. Los locales seguirán, en cambio, trabajando como siempre hasta las 21.

"Tal como recomienda la Organización Mundial de la Salud, ya estamos tomando medidas de bioseguridad entre las que figuran reforzar las tareas de limpieza en los horarios en que el shopping no está abierto", explicó ayer el gerente del centro comercial, Javier Antiga.

Comentá la nota