Una movida artística referida a los monumentos encendió el debate

El anuncio de una movida artística que incluye muestras, intervenciones y conferencias, titulada La Obsolescencia del Monumento, produjo fuertes y rápidas expresiones del Instituto Belgraniano y el Instituto Sanmartiniano de la provincia, quienes cuestionan los términos y conceptos vertidos en la convocatoria.

La iniciativa, que arrancará el jueves y se prolongará por un mes, se desarrollará con distintas actividades en el Museo de Bellas Artes y en el Museo de Medios de Comunicación, pero también avanzará en espacios públicos con intervenciones efímeras en algunos monumentos emplazados en espacios públicos de la ciudad.

La conceptualización y curaduría corresponde a Patricia Hakim, quien invitó a un combo de aristas consagrados y emergentes para desarrollar esta debate, en boga en gran parte del mundo, que cuestiona la validez y legitimidad de los monumentos como expresión artística.

El Instituto Belgraniano advierte que no se puede ridiculizar

El Instituto Belgraniano del Chaco se pronunció sobre la realización del simposio, muestras e intervenciones relacionadas con el monumento como objeto obsoleto: "Ante una movida "presuntamente" artística, que considera como obsoleto los monumentos a los próceres y pretende manifestarse frente a los erigidos en honor al General Belgrano o al General San Martín, los integrantes del Instituto disentimos totalmente con los argumentos y fundamentos esgrimidos por los promotores de la medida. El General Belgrano y el General San Martín no realizaron un circunstancial hecho heroico, sino que su vida toda fue dedicada con virtudes y valores universalmente destacados, a trabajar y luchar por constituir la Nación Republicana que hoy nos alberga. Se elevaron por encima de sus defectos naturales, obrando con virtud y patriotismo toda su vida. Son los constructores de la Nación y no especularon con sus logros y luchas, sino que la pobreza y la desconsideración de muchos de sus contemporáneos fue lo recibido.

No todos los integrantes del pueblo somos iguales a ellos. Habrá algunos argentinos meritorios y probablemente heroicos, que la sociedad se encarga de destacar, a pesar de que ellos no pretenden estatuas, pero la mayoría no es heroica y meritoria en forma permanente. Creer lo contrario es engañar y autoengañarse. Medirse con seres de probada trayectoria heroica es una forma de justificar la pobreza personal, desjerarquizando a quienes merecieron de la sociedad ser considerados próceres, trivializando sus valores para justificar la mediocridad reinante.

El Instituto Belgraniano del Chaco considera que el doctor General Belgrano está aún vigente y su vida, por los valores humanos que trasuntó es un ejemplo desperdiciado por amplios sectores del país y de muchos dirigentes. Consideramos que su obra intelectual y político-militar debe ser conocida debidamente, para recién sentar posición y no frívolamente considerada el común, muchas veces de escaso comportamiento ejemplar, igual a la estatura moral de quienes defendemos.

Por lo expuesto, nos oponemos a toda acción que pretenda menoscabar la figura de un prócer de probada moral y patriotismo, como sería realizar una movida artística ante el monumento que lo recuerda, porque directamente se cuestiona el simbolismo que representa su figura ante la sociedad.

Al afirmar: "Los héroes somos todos" se cae en una falacia ya que esa premisa no resiste un análisis serio. Como se puntualizó anteriormente, no todos los integrantes del pueblo, ni de la dirigencia tienen cualidades que justifiquen ese pensamiento, la situación del país y de la provincia son un claro testimonio de este juicio.

Por lo tanto el Instituto considera que no se puede ridiculizar monumentos que hacen a la identidad nacional y son los paradigmas que debemos mirar para ser más patriotas".

Comentá la nota