Moussavi llama a continuar con las protestas en Irán

El líder opositor dijo que hubo un golpe de Estado; la UE analiza nuevas sanciones
TEHERAN.- En un nuevo desafío a las autoridades, el líder opositor iraní Mir Hossein Moussavi instó ayer a sus simpatizantes a "no abandonar los derechos del pueblo" y se unió al ex presidente reformista Mohammed Khatami para denunciar lo que llamaron un "golpe" del régimen, tras las elecciones del mes pasado.

La nueva ofensiva reformista llega en momentos en que la Unión Europea (UE) se dispone a analizar una propuesta de Gran Bretaña para llamar a consultas a todos los embajadores del bloque en Irán luego de la detención de empleados de la representación diplomática británica en Teherán.

Los líderes reformistas publicaron duros comunicados en sus respectivos sitios de Internet. Khatami acusó al régimen de un "golpe de terciopelo contra el pueblo y la democracia" y Moussavi dijo que la represión contra los manifestantes fue "equivalente a un golpe".

"Desde ahora tendremos un gobierno que la mayoría de la gente, inclusive yo, no reconocerá como legítimo", anunció Moussavi, en su primera reacción a la confirmación oficial de que el ultraconservador presidente Mahmoud Ahmadinejad ganó las elecciones.

Moussavi dijo sentirse consternado por "la amarga y generalizada desconfianza del pueblo hacia los resultados electorales proclamados y el gobierno que la causó´´.

"No es demasiado tarde´´, dijo Moussavi, que había desaparecido de la escena pública en los últimos días. "Es nuestra responsabilidad histórica que sigamos con nuestras quejas y hagamos esfuerzos para no abandonar los derechos del pueblo", añadió.

Irán ha sido escenario de masivas protestas y cruentas represiones desde que el pasado 13 de junio Ahmadinejad fue declarado ganador en unos comicios sospechados de fraude. A pesar de las denuncias de la oposición, que exige el llamado a nuevas elecciones, y la fuerte presión internacional, el resultado fue ratificado el lunes pasado por el Consejo de los Guardianes.

"Dado lo que se ha hecho y declarado de manera unilateral, debemos decir que ha habido una revolución de terciopelo contra la gente y las raíces democráticas del sistema", dijo Khatami.

"Las protestas del pueblo fueron reprimidas, los que debían proteger al pueblo humillaron al pueblo... y el gobierno aún habla de reconciliación nacional y paz´´, agregó el ex presidente.

Propuesta

En tanto, la televisión estatal informó que ocho de nueve empleados iraníes de la embajada británica fueron liberados y el restante era retenido bajo sospecha de haber participado en las protestas, aunque el canciller británico David Miliband dijo que aún habría dos trabajadores detenidos.

En ese contexto, los países de la UE analizarán hoy en Estocolmo una propuesta británica de llamar a consultas a todos los embajadores del bloque.

El jefe del estado mayor iraní, Hassan Firusabadi, volvió a acusar ayer a Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia de incitar el desorden en la República Islámica. "Se han inmiscuido de un modo ridículo en las elecciones presidenciales", sentenció.

La agencia semioficial Fars dijo ayer que los Basij, la fuerza de choque del ayatollah Ali Khamenei, enviaron una carta al fiscal en la que acusaron a Moussavi de participar en nueve ofensas contra el Estado, entre ellas "alterar la seguridad de la nación´´, que conlleva una pena máxima de 10 años de cárcel.

Comentá la nota