Un motivo menos de confusión para los votantes

Por Fernando Gonzalez

La Cámara Nacional Electoral le puso un poco de cordura al final de esta elección tan poblada de irregularidades. Ayer rechazó la postulación de Luis Patti a diputado nacional al considerar que sería un "contrasentido" que el ex subcomisario se postulara al mismo cargo del que ya había sido desaforado a raíz de una causa penal por la que también está preso desde hace más de un año.

La increíble situación de Patti es un fiel reflejo del nivel decadente que ha alcanzado esta elección. Hacía campaña desde la cárcel, adonde estaba preso acusado de torturar y asesinar a dirigentes peronistas durante la última dictadura militar. La investigación y su desafuero fueron impulsados por agrupaciones de derechos humanos y grupos kirchneristas.

Para hacer todo más intrincado, esta última candidatura de Patti fue ideada por el kirchnerismo para restarle votos a los candidatos opositores, aunque Patti se inscribió en una lista de un tal Chicho Basile, histórico aliado de Eduardo Duhalde. Todo había sido aprobado por el juez electoral bonaerense, Manuel Blanco, hasta que ayer se conoció el fallo de los camaristas.

Patti no será candidato; seguirá preso hasta que se defina su situación judicial y es posible que los votantes tengan un motivo menos de confusión el 28 de junio.

Comentá la nota