La UOM se mostró preocupada por la división gremial

La UOM se mostró preocupada por la división gremial
El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, atribuyó en declaraciones radiales a "problemas políticos" los enfrentamientos dentro de los gremios que se observaron en las últimas semanas en casos resonantes como Kraft y subterráneos, y reconoció su preocupación por esta "situación". El dirigente sindical explicó que si bien muchos de los actores que participaron de estas protestas "son trabajadores, hay muchos otros actores que no lo son".
Caló resaltó que "cuando se mezcla con la política, el problema gremial no se resuelve", y llamó a discutir los conflictos gremiales "entre los gremialistas" y con los empresarios, sin involucrar gente de afuera, como está pasando últimamente.

Al ser consultado sobre posibles aumentos salariales, admitió que difícilmente este año se otorgue una suma fija en diciembre a los trabajadores debido al impacto de la crisis internacional. Sin embargo, señaló que en 2010 se podrá retormar las negociaciones salariales, en donde estimó que un trabajador con dos hijos debería percibir un salario de $ 2.000 a $ 2.500 para arriba.

Al respecto, Caló sostuvo que las mediciones hechas hasta ahora indican que este año cerrará con una inflación de 12%.

A pesar de esto, consideró que el crecimiento proyectado de la industria para el año que viene es de 4 a 5%, por lo que confió en que el país "va a mejorar mucho".

También, el sindicalista indicó que seguramente se va a subir el piso para aplicar el Impuesto a las Ganancias a los asalariados. Aunque reclamó que tenemos que volver a la famosa cuarta categoría, cuando no había impuesto a las Ganancias al trabajo.

Comentá la nota