Mosto: fuerte caída de las exportaciones en tres años

El sector bajó a la mitad sus envíos al exterior. Un síntoma de la retracción de esta industria, es la salida del mercado de una de las firmas más grandes que tiene el jugo concentrado de uva.
La industria del mosto en la región está mostrando señales de que algo anda mal: en los últimos tres años, de exportar unos 200 millones de toneladas, pasaron en el 2009 a alcanzar apenas 103 millones.

Pero eso no es todo, porque uno de los principales jugadores en el mercado del jugo de uva en el país comunicó a sus clientes que se retiran, según confirmó Jorge Rives de la Cámara de productores de mosto de San Juan. Se trata de Viñas Argentinas, empresa del grupo Cartellone y de capitales japoneses, que tenía una posición encumbrada y que junto a Cepas lideraba el rubro. (ver recuadro)

Otro dato que refleja la crítica situación del sector mostero, es la cantidad de exportadores que ya dieron un paso al costado: de 42 que eran en el 2007, a un grupo menor que no supera los 20 exportadores por estos días.

La implicancia de la industria del mosto en la provincia es más que importante, porque San Juan por historia y tradición fue productora fuerte del jugo de uva concentrado.

Este año el INV dijo que el 20% de la producción vitivinícola debía destinarse a mosto, pero los precios de vino tinto ponen en jaque este porcentaje, a pesar que esta temporada la multa para quien no cumpla con esta cifra se duplicó -pasó de $0,03 a $0,06- aunque algunas voces importantes del sector comentaron por lo bajo que les conviene pagar la multa antes que hacer mosto.

La idea del organismo madre de la vitivinicultura es garantizar unos 120 millones de toneladas que demandaría el mercado internacional, principalmente Estados Unidos.

Jorge Rives dijo que "hemos pedido una reunión con el gobernador Gioja para plantearles este problema, necesitamos ver la manera de que una industria tan fructífera para la provincia no se nos vaya a pique".

Los excedentes del vino son derivados a mosto -en 1994 se legisló que cada año el INV determinaría el porcentaje-, ésto permite equilibrar la balanza y poner en un mercado competitivo al vino.

Muchos de los exportadores de mosto en la región no tienen un lugar físico donde lo elaboren, sino que son empresas que negocian el producto y contratan a una tercera para que se encargue de elaborar el jugo concentrado de uva.

Uno de los "enemigos" que tiene el mosto local es el competitivo jugo de manzana que produce China, que ya está ubicándose como la segunda economía del planeta.

Empresarios del sector reconocen que "a veces no es acertada la intervención estatal" y según dijo el mismo Rives "es uno de los puntos salientes del comunicado que envió Viñas Argentinas a sus clientes".

Una de las ventajas que todavía tiene el mercado del mosto en la Argentina, es que no está monopolizado, porque si bien hay industrias más fuertes que otras, sigue habiendo casi 20 firmas que se distribuyen la "torta".

Comentá la nota