Mosconi: piden que el Gobierno intervenga por el tema viviendas

Familias aseguran que las casas están a medio construir y que se firman nuevos convenios sin concluir las obras.
Debían ser beneficiarios pero hoy se sienten damnificados; son las 120 familias del Barrio La Esperanza de General Mosconi quienes aún guardan la ilusión de recibir las viviendas que construye la Unión de Trabajadores Desocupados de esa localidad (UTD) que lideran los hermanos Juan Carlos "Hippie" y José "Pepino" Fernández, y que debían ser entregadas en el término de 8 meses.

Pero pasados tres años y cuando ven que la UTD sigue firmando convenios con los gobiernos nacional y provincial y que el grupo de piqueteros continúa recibiendo fondos para una cuarta etapa, decidieron salir a los medios y pedir públicamente que "de una vez por todas, los gobiernos municipal, provincial y nacional se hagan cargo de esta situación, porque las casas que debían estar finalizadas hace más de tres años, no se terminan y como están las cosas nunca se terminarán. Pero lo más preocupante es que sabemos que la Nación, por intermedio de la provincia y el municipio, ya mandó la plata para que "Hippie" haga las casas y no sabemos a dónde fueron esos fondos" expresaron.

Un grupo de unos 30 damnificados junto al presidente del barrio La Esperanza Adolfo Ríos se presentaron el sábado anterior en la Agencia Tartagal de El Tribuno, luego de hacer pública la situación en las radios de General Mosconi. "Queremos que toda la comunidad y nuestras autoridades conozcan lo que estamos pasando desde hace 3 años, cuando Juan Carlos Fernández comenzó a recibir los fondos para construir las casas por intermedio de un plan de emergencia habitacional. Primero firmó un convenio por 40 casas que nunca se terminaron de construir porque les faltan techos, puertas, sanitarios o pisos; pero al tiempo volvió a firmar otro convenio como si esa primera etapa se hubiese finalizado pero que también quedó en una avance de obras inferior a la primera. Pero con el paso del tiempo firmaron un tercer convenio y según nos enteramos la semana pasada vinieron a firmar un convenio para la cuarta etapa. La única realidad es que ninguna de las 120 primeras casas está concluida y si alguna tiene algún avance es porque nosotros mismos compramos materiales, chapas, puertas y ventanas" comenzó explicando Andrea Brizuela una de las damnificadas.

"Pongan ustedes los materiales"

Semanas atrás se hicieron públicos los reclamos contra los responsables de la UTD Mosconi, cuando dos mujeres usurparon dos viviendas a medio construir del barrio San Francisco, el otro grupo habitacional que debía construir esta organización piquetera y cuyos fondos provienen del Ministerio de Planificación Federal.

Las 40 primeras viviendas del barrio La Esperanza debían comenzar a construirse junto con las del barrio San Francisco. "Ya pasaron tres años y en nuestro caso que supuestamente somos los primeros cuarenta beneficiarios, las casas están a medio construir, no tienen servicios, algunas no tenían techo. Y cada vez que íbamos a reclamar que trabajen, que construyan las viviendas, "Hippie" nos respondía lo mismo: si tienen apuro en tener las casas, compren el material porque ahora no hay. De modo que quien quería tener el piso, las puertas, las ventanas o los sanitarios tenía que comprarlo de su bolsillo" refirió otra de las damnificadas Carina Taboada.

La gente con El Tribuno

Andrea Montaño

"El tanque de agua que colocaron en mi casa se cayó y tuve que pedirle a la municipalidad que me dé una mano porque peligraba que la base del tanque se venga abajo. Tengo temor por mis hijos y por mí porque hay que ver en qué condiciones estamos viviendo".

Andrea Brizuela

"En mi caso tuve que comprar material para que más o menos la casa estuviera en condiciones de ser habitada. Pero lo que nosotros con tanto esfuerzo pusimos nadie nos lo devolverá. Me pregunto dónde está el dinero que debía ir para las casas de los dos barrios San Francisco y La Esperanza".

Adolfo Ríos

"Como presidente del barrio La Esperanza la pido a las autoridades que nos ayuden a solucionar este tema porque estamos solos y si no se toma alguna medida, las casas van a quedar sin terminar. Todos somos gente de escasos recursos por eso no podemos hacernos cargo de las construcciones".

Daniela Figueroa

"En mi casa no tengo agua, por eso tengo que pedirle a los que viven cerca que me hagan el favor de colocar una manguera. Pero la gente de Mosconi no quiere saber nada con nada que tenga que ver con la UTD y como saben que esas casas tienen que construirla ellos, ni el agua nos quieren pasar".

Comentá la nota