Mosca de los Frutos: pulverizan 4 mil domicilios por semana

El Programa de Control y Erradicación de la Mosca de los Frutos comenzó a ejecutar a desde el 1 de octubre un plan de pulverizaciones domiciliarias y que hasta el momento mantiene un promedio de 4.000 aplicaciones por semana.
Este plan del Ministerio del Campo busca incentivar la producción frutihortícola, proteger y certificar las zonas libres de la plaga y mejorar la competitividad e inserción de los productos logrado en la provincia.

Las pulverizaciones se iniciaron en septiembre en el arbolado público de las localidades del norte de la Provincia y hace cuatro semanas que se ejecutan en domicilios particulares, con una visita promedio de 571 hogares por día.

Para cumplir con esta tarea, 126 trabajadores del Plan de Inclusión Social fueron capacitados, a quienes se les suman los inspectores de trampeo y el personal de laboratorio, con un total de 140 personas afectadas al plan de Mosca de los Frutos.

Los inspectores que visitan los distintos domicilios cuentan con la identificación correspondiente, por lo que se recomendó que los vecinos antes de permitir el acceso a la vivienda, exijan la presentación de credenciales.

Las pulverizaciones se realizan en 28 localidades de la Provincia, que fueron elegidas de acuerdo al potencial frutihortícola de la región, como Suyuque, Nogolí, San Francisco del Monte de Oro, Alem, Luján, Quines, Candelaria, La Toma, Naschel, Tilisarao, San Pablo, Concarán, Papagayos, Villas Larca, Cortaderas, Carpintería, Los Molles, Merlo, Santa Rosa del Conlara, San Luis, Juan Koslay, Potrero de los Funes, El Volcán, Estancia Grande, El Durazno, El Trapiche, La Florida y Villa Mercedes.

El control químico se realiza mediante un insecticida cebo compuesto por un atrayente alimenticio, sumado a un insecticida biológico. La mosca se siente atraída por el cebo y cuando lo ingiere actúa el insecticida provocándole la muerte.

Marcelo Frías, responsable del programa, destacó la importancia de que San Luis sea la única provincia del país que utiliza en su totalidad insecticidas biológicos en armonía con el medio ambiente.

Los productos que se utilizan en las pulverizaciones no manchan la fruta ni producen toxicidad para los humanos, según se afirmó.

El objetivo del Programa de Control y Erradicación de la Mosca de los Frutos tiene fines sociales y productivos, lo que significa trabajar en el control de una plaga que afecta principalmente a los sectores de menores recursos y a su vez desarrollar zonas con potencial productivo.

“Trabajamos para que los vecinos puedan aprovechar el mayor porcentaje posible de las frutas, ya sea para consumo propio, para la elaboración de dulce, o para lo que sea, pero que la puedan aprovechar”, dijo el funcionario.

Desde su lanzamiento, el 10 de abril pasado, se vienen desarrollando acciones que apuntan cumplir con este objetivo.

Primero se realizó una inscripción voluntaria de productores y vecinos, por la que se relevaron más de 10.000 domicilios. Luego se instalaron 450 trampas para evaluar la densidad y dinámica de la plaga. El material que se obtiene, es enviado a los laboratorios y mediante un conteo e identificación, se envían las brigadas a las zonas más afectadas.

La próxima etapa será la liberación de insectos machos estériles, que se realizará a partir de diciembre, ya que primero se debe bajar la población de la plaga, para aplicar después la Técnica de Insecto Estéril (TIE).

Para realizar esta tarea, el Ministerio del Campo está definiendo la logística para importar moscas estériles provenientes de la bioplanta “El Pino”, instalada en Guatemala pero producida por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

El Programa tiene como objetivos incentivar la producción fruti-hortícola, proteger y certificar las zonas libres, alcanzar la mejora sustancial, mejorar la competitividad e inserción de los productos.

El plan está pensado en cuatro grandes etapas de trabajo, Área Etapa Diagnóstico, Área Bajo Control, Área Escasa Prevalencia y Área Libre, las cuales se llevarán a cabo en zonas geográficas de la Provincia delimitadas como ‘oasis’.

Los laboratorios encargados de analizar las muestras son Sol Puntano (SAPEM) en San Luis Capital, y en la FICES (Facultad de Ingeniería Ciencias Económicas Sociales) en la ciudad de Villa Mercedes.

Comentá la nota