Morrone se convirtió en el centro de atención del Concejo Deliberante

Morrone se convirtió en el centro de atención del Concejo Deliberante

Protagonista de uno de los escándalos políticos del año, reemplazó por primera vez a Abad en sesión. Votó con el radicalismo y no hizo declaraciones en torno a la polémica suscitada en torno a la notificación de los pedidos de licencia.

Apenas Rosana Morrone ingresó al recinto de sesiones para ocupar su banca, causó un amplio revuelo. Entre la prensa presente, que esperaba el momento crucial, y luego entre sus pares que se ocuparon no sólo de darle la bienvenida, sino también de debatir sobre su asunción y lo acontecido anteriormente.

Morrone logró acceder al Concejo Deliberante por un pedido de licencia del radical Maximiliano Abad por el lapso de 15 días. Antes, según aseguró en una nota enviada al Cuerpo, no había sido convocada por la UCR para cubrir el cargo, tal como correspondía por ser la siguiente en la lista de candidatos a concejales de 2011. Durante el tratamiento del conflicto, que tuvo diversas instancias en el Deliberativo, Morrone no participó del debate ni quiso hacer declaraciones al respecto. Es que en la supuesta irregularidad en la que incurrió el radicalismo, había dos versiones. Una –sostenida por nota por la implicada y arengada por el oficialismo-indicaba que se la había “salteado” deliberadamente, mientras que la otra –planteada por los radicales- daba cuenta de que Morrone había sido convocada y ella misma había declinado la invitación a sumarse a las sesiones cuando Abad se ausentaba. Como la ahora concejal en ejercicio nunca ofreció personalmente su relato de lo sucedido, la pregunta fue obligada. Sin embargo, Morrone no quiso dar explicaciones ni hacer comentarios al respecto. Se limitó a asegurar que su intención no era “mirar hacia atrás”, sino hacia adelante y que cuando fue convocada, asistió como en el día de ayer. Antes del inicio de la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes, Cristian Azcona (Frente Renovador) tomó la palabra para felicitar a la flamante edil y también a la UCR por “asumir su error”. Este fue el puntapié inicial para una serie de chicanas, ya que luego expuso su postura Claudia Rodríguez, presidente del bloque de Acción Marplatense, quien en las últimas sesiones se ha especializado en provocar con sus intervenciones al arco opositor. Así, Rodríguez hizo referencia a las listas de candidatos a concejales y de cómo constituyen una “herramienta” para la democracia, en contraposición con los “motivos electoralistas” de “otras fuerzas”. Como si no hubiera sido lo suficientemente clara con su parecer, la edil agregó que la práctica “se repite” y disparó: “Si no, pregúntenle a Carlitos Katz”. La referencia es a la baja del arquitecto de la lista que encabeza Vilma Baragiola, para reemplazarlo por el macrista Juan Aicega. Llegó entonces la contraofensiva radical en vos del titular de la bancada, Nicolás Maiorano, quien apuntó directamente a Rodríguez: “Más preocupada que Katz está la gente que se dedica el patín por esta señora (en referencia a Rodríguez) que desfinanció una entidad de bien público”, recalcó el edil. Esto provocó que el presidente del Concejo, Ariel Ciano, descendiera a su banca a defender a la titular de su bloque. “Es una persona trabajadora, reconocida y una militante. Maiorano sólo quiere desviar el eje de la conversación y, a falta de argumentos, llevar al barro y ensuciar”, señaló Ciano. Pasadas algunas intervenciones más, el Cuerpo puso en debate y en votación el expediente que contiene el nuevo cuadro tarifario del Emder, que resultó aprobado con los votos de Acción Marplatense, el Frente Renovador y el Frente para la Victoria. La UCR y la Agrupación Atlántica se inclinaron por el no, y Morrone acompañó esta última postura.   La 9 de Julio ya  tiene nuevo canon   En sesión ordinaria y por mayoría, el Concejo Deliberante resolvió autorizar al Ejecutivo comunal a aumentar en un 12% el canon mensual que abona a la empresa 9 de Julio por el servicio de recolección de residuos. Retroactivo a marzo, el Municipio comenzará a pagar un valor de $27.673.192,66.  La iniciativa fue acompañada por el oficialismo, el Frente Renovador y la UCR, mientras que la Agrupación Atlántica y el kirchnerismo se opusieron. Hernán Alcolea (FR) y Rosana Morrone, se inclinaron por la abstención.   El proyecto ingresó al Concejo Deliberante a principios de junio y este lunes fue aprobado en comisión de Legislación por unanimidad, con la abstención de la Agrupación Atlántica, el Frente Renovador y la Unión Cívica Radical. El escenario se repitió el martes en Hacienda. La redeterminación de precio con la compañía que tiene bajo su órbita la recolección de residuos sucede anualmente. El año pasado, el incremento fue de casi el doble en comparación con lo propuesta en esta oportunidad, ya que la suba fue superior a los 4 millones de pesos. Desde noviembre de 2013, la Comuna pagaba a la firma 9 de Julio un valor de $20.037.888,06 mensual y a partir de julio de 2014, el monto se fijó en $24.696.959, valor que ayer fue actualizado.

Coment� la nota