La morosidad creció más del 6 por ciento en los últimos meses

A noviembre de este año, de los más de 300 mil clientes registrados en la base de datos del Instituto de Informes Comerciales de AERCA, un 63,98 por ciento no estaba pudiendo cumplir en tiempo y forma
Primero fue la crisis del campo y después la crisis mundial. En definitiva, el año para Argentina termina con un panorama complejo de recesión, despidos, caída de contratos eventuales e incertidumbre.

Todo impacta en los bolsillos de los consumidores que ven como su salario pierde poder adquisitivo. Situación que se evidencia en Villa María en un incremento en la morosidad, esto es en el número de personas que tienen inconvenientes para cumplir en tiempo y forma con compromisos de crédito contraídos.

Según se desprende de la base de datos del Instituto de Informes Comerciales de la Asociación de Empresarios de la Región Centro Argentino (AERCA), junto con el aumento de clientes registrados creció la cantidad de personas con problemas de pago.

Así, actualmente de 328.805 clientes registrados en la base de datos, tienen algún inconveniente por morosidad 210.366, esto es el 63,98 por ciento. Si el análisis se hace a enero de este año, de 269.376 clientes registrados, mostraban morosidad 153.990, esto es el 57,17 por ciento. De esa comparación resulta que creció la morosidad un 6,81 por ciento.

Y si la discriminación se hace por género, podrá observarse que son los hombres las que más problemas poseen (ver recuadro). En enero la relación era 72,34% a 44,73% (cabe aclarar que las mujeres son más en la nómina de clientes registrados).

Más de 300 mil

clientes registrados

El Instituto de Informes Comerciales es consultado por los negocios asociados como paso previo a financiar un bien o servicio. En ese sentido, cabe destacar que la base de datos del organismo, con más de 300 mil clientes incorporados, está compuesto por villamarienses y habitantes de una amplia región circundante.

A partir de eso, de la cantidad de consultas que recibe el Instituto es posible deducir el comportamiento de los consumidores y su intención de endeudamiento, que este año tuvo su pico de máxima movilidad en abril. Al mes siguiente empezó a descender, en coincidencia con la crisis que se desató por el enfrentamiento entre el gobierno y el campo, tocando su punto más bajo en junio. A partir de allí los consumidores empezaron nuevamente a tomar crédito, volviendo en octubre a índices similares a los de marzo y abril (los que más consultan son comercios que venden electrodomésticos y tarjetas de crédito).

Esto coincide con los expresado por los comerciantes nucleados en Acovim al presentar el concurso para decorar vidrieras en la previa a la Navidad, quienes señalaron que luego de la caída de las ventas que se dio en septiembre, octubre comenzó a evidenciarse una leve recuperación (impulsada sobre todo por el festejo del Día de la Madre). Esperan que la tendencia se fortaleza en el último mes de 2008, para las fiestas.

Comentá la nota